miércoles, 9 de abril de 2014

Una buena




Transcribo noticia y comentario. Todavía suenan tiros p'al lao de la Justicia









PRESENTAN EN DIPUTADOS UN PROYECTO DE LEY PARA DESPENALIZAR EL ABORTO
Por Mariana Carbajal
Con el apoyo de un amplio arco político, se presentará hoy en Diputados el proyecto de ley de interrupción voluntaria de embarazo impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Es la quinta vez que llega a la Cámara baja, tras ir perdiendo estado parlamentario, sin tratamiento. En esta oportunidad, más de sesenta diputadas y diputados del oficialismo y la oposición suscribieron la iniciativa, que tiene la paradoja de ser una de las propuestas que ingresan con más firmas de legisladores en la historia parlamentaria, pero que al mismo tiempo, en siete años, nunca se llegó a debatir formalmente en el recinto. Este año también el proyecto se presentará por primera vez en el Senado.

La presidenta del bloque de Diputados del Frente para la Victoria, Juliana Di Tullio, y unos treinta integrantes más del oficialismo y de espacios aliados al kirchnerismo le pusieron su firma, como Diana Conti, Adriana Puiggrós, Araceli Ferreyra, Mario Oporto, Liliana Mazure, Andrea García, Mara Brawer, Horacio Pietragalla, Héctor Recalde, Edgardo Depetri y Carlos Heller. Por la UCR firmó Manuel Garrido y cuatro miembros más del bloque; de Unen, Carla Carrizo; del GEN, Margarita Stolbizer, Virginia Linares y Fabián Peralta; de Proyecto Sur, Alcira Argumedo; de Libres del Sur, Victoria Donda; los tres integrantes de Unidad Popular, Claudio Lozano, Víctor De Gennaro y Antonio Riestra; del socialismo, Alicia Ciciliani, Roy Cortina, Ricardo Cuccovillo, Juan Carlos Zabalza, Omar Barchetta y Elida Rasino, entre otros apoyos.

Desde la primera vez que fue presentado, en 2007, cada vez que el proyecto volvió a ingresar en la Cámara de Diputados fue sumando adhesiones. Sin embargo, en estos años, la propuesta no obtuvo el aval político para que pueda discutirse en el recinto como otros proyectos, que generaban rispideces y resistencias en sectores del oficialismo, pero que implicaron históricos avances en la ampliación de derechos, por caso, la ley de matrimonio igualitario, que tenía a la vez fuerte oposición de la jerarquía católica, cuya cruzada fue encabezada por el entonces arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio. La Iglesia Católica rechaza fervientemente la descriminalización del aborto.

La despenalización y legalización del aborto divide a las bancadas mayoritarias. Los apoyos se suman transversalmente. Sólo en el socialismo, Nuevo Encuentro y en las izquierdas hay acuerdo al interior de sus bloques. Del otro lado del espectro político, ningún diputado del Frente Renovador y solo una del PRO –Laura Alonso– acompañan con su firma el proyecto, que se presentará hoy a las 10.30, con una conferencia de prensa, en la que participarán referentes de cada uno de las bancadas que lo suscriben. Aunque hay legisladores como Felipe Solá, ahora enrolado en el FR, que manifestó públicamente en distintas oportunidades su posición a favor de la despenalización del aborto, pero no quiso firmar el proyecto. Solá preside una de las comisiones a las que será girada la iniciativa, la de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia. También deberá pasar por la de Legislación Penal, cuya titular, Patricia Bullrich, de Unión PRO, en los últimos años expresó su oposición a la propuesta, a pesar de que en 1994 había presentado un proyecto que proponía justamente la despenalización del aborto. La tercera comisión que debería dictaminar sobre el tema es la de Acción Social y Familia, que está a cargo de Adriana García, del FpV, firmante de la iniciativa.

La propuesta de la campaña despenaliza y legaliza la interrupción voluntaria de un embarazo en las primeras doce semanas de gestación, y más allá de ese plazo, cuando corre riesgo la vida o la salud de la mujer, en casos de violación y si el feto tiene malformaciones graves. Prevé además que la atención sea realizada en hospitales públicos y también tenga cobertura por obras sociales y prepagas. Y no establece ningún requisito más que la voluntad de la mujer de llevar adelante esa decisión. El texto surgió de un extenso debate dentro de la campaña, que se conformó en 2005 y articula más de 300 organizaciones de mujeres, sociales, sindicales y de derechos humanos de todo el país. El CELS, Amnistía Internacional, la CTA que encabeza Hugo Yasky, diversas universidades públicas, entre otros espacios, apoyan el proyecto.

Con múltiples actividades, a lo largo de los últimos nueve años, la campaña logró romper el silencio en la opinión pública y darle mayor visibilidad a la problemática del aborto clandestino en la Argentina. Se estima que en el país cada año alrededor de 450 mil mujeres recurren a un aborto en la clandestinidad, con los riesgos que significa para su salud la posibilidad de una infección u otra complicación al no tener acceso a una atención segura. “Es por eso que sostenemos que el debate sobre la despenalización y legalización del aborto resulta fundamental y urgente”, señaló a Página/12 la activista Marta Alanís, de Católicas por el Derecho a Decidir, una de las organizaciones que forman parte de la campaña. Uno de los principales fundamentos de dicha campaña es que el aborto clandestino es “un problema de salud pública por ser la primera causa de muertes maternas, y es un reclamo de justicia social, ya que las principales víctimas son las mujeres pobres y jóvenes”.

Para Alanís, la falta de voluntad política para promover el debate por la despenalización del aborto en el Congreso “es una mancha para un gobierno que ha sido abanderado de los derechos humanos. Y en este período se ha avanzado como nunca en derechos”. Legisladoras del oficialismo analizan la posibilidad de pedir la realización de “sesiones especiales” para discutir a lo largo del año el tema en el recinto y mantenerlo en agenda, como ya ocurrió con otros temas que no entraban en la agenda parlamentaria. En esos casos, se solicita al presidente del cuerpo, que debe conceder el pedido. La campaña empezará en estos días a juntar firmas de senadores y senadoras para presentar la iniciativa en la Cámara alta.

Otros espacios afines al kirchnerismo también participarán hoy de la presentación del proyecto, por considerar que se trata de una iniciativa “fundamental para la vida y la salud de las mujeres”. Entre ellos, el Frente de Mujeres Nacional y Popular. “Este año, despojado de límites y restricciones impuestas por un contexto electoral, resulta a nuestro entender favorable para abrir un debate sincero y abierto, sobre la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo. Creemos que la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo encarna uno de los derechos elementales de las mujeres, como es la de poder decidir sobre su cuerpo y sobre su maternidad”, opinó la abogada Claudia Perugino, referente de Todas con Cristina, integrante del FMNyP.

http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-243704-2014-04-09.html

sábado, 5 de abril de 2014

Me Doy....










Muchos recordarán –espero- las tribulaciones de Quico intentando encontrar una explicación a sucesos que no entendía.
Hasta que finalmente exclamaba ¡Me doy!, una versión acortada mejicana de nuestro “me doy por vencido”.
Hace un tiempo que el gobierno me tiene hecho un Quico. Quizás sea por ser un poco boludito como Quico, pero sospecho que en realidad se debe a que sus acciones no tienen una explicación dentro de mi escala de valores (que hasta hace poco pensaba que eran también los suyos) o de mi interpretación y valoración de los sucesos.
Esto empezó hace tiempo, con la famosa “Sintonía Fina” (que Vladimiro Ilich Kissilof reflotó hace unos días).
Siguió con la oposición de Cristina al proyecto de Recalde relativo a la participación en las ganancias (lo que implicó desconocer la justeza e imperio del artículo 14 bis de la Constitución), hizo eclosión con su nuevo Gabinete Pos Operatorio y finalmente llegó a su cúspide con la Estampida inflacionaria consensuada de Diciembre y después, la Devaluación para Todos y Todas y las medidas conexas (como ser la disminución del circulante y la elevación estratosférica de las tasas de Leo Davidovich Fábrega).Pueden ver lo descripto aquí, aquí, aquí, aquí y aquí
Bueno. Ahora han eliminado los subsidios al Gas natural de uso Domiciliario (también al de uso Comercial y al GNC, pero sólo me interesa el primero).
La existencia de los subsidios obedeció a una plausible medida cuando los del PJ decretaron el fin de la convertibilidad para acabar el desastre que con esa política habían generado al pueblo los del PJ.
Sin los subsidios al gas, la electricidad, el transporte, etc. enormes sectores de la población (nosotros, los nadies, los giles de siempre) hubiéramos sido condenados a la miseria pese al mejoramiento de las variables económicas que era esperable, debido al salto (o asalto) de los precios que supondría . Muchos estábamos entonces en la miseria, pero esta hubiera sido aún agravada.
Viva los subsidios entonces, gracias, mil gracias por haber atemperado con subsidios el quilombo que armaba el PJ para corregir el quilombo que había armado el PJ.
Pero Marx decía una frase, linda aunque boluda como casi todas las que decía, que era: “todo aquello que nace merece perecer(*).
Y convengamos. También los subsidios es lógico que terminen. Pero (diría el General) “todo a su tiempo y armoniosamente”. ¿Cómo dice?¡ Que la frase del General no era exactamente así? Bueno, digamos entonces “como diría 68 y contando”…
No parece correcto que casi al unísono con que nos rompieran el culo con la estampida inflacionaria consensuada (no conmigo, aclaremos) y nos lo remacharan con la estampida devaluatoria también nos lo recontraremachen con la estampida subsidiatoria,
Sin embargo como decía yo soy el Quico del Kirschnerismo e intenté entender y justificar -de ser posible- esta medida.
Así que me puse a ver de cuánto despilfarro inconciente del gas estamos hablando, porque el tovarich Kissilof dijo que “Es necesario avanzar en el uso racional y eficiente de la energía. En el no derroche de un recurso no renovable, como es el gas natural
Y me dije: puta con estos inconcientes derrochadores que seguro se la pasan haciendo pororo para comer mientras ven Futbol para todos, o le ponen una estufa a gas en la cucha al perrito porque hace frío, o quizás lo ventean nomás, de puro Contreras que son.
Así que eché mano de los datos estadísticos del Enargas (dicho sea de paso una joyita plausible y loable) que están disponibles para toda la problemática de producción, comercialización y consumo desde 1993 (inicio del desmantelamiento que hizo el PJ de las empresas nacionales y que originó el Enargas) para cuantificar el desmadre y poder entonces estar de acuerdo.
Lo primero que noté es que la incidencia del consumo domiciliario sobre el total del consumo aún hoy no alcanza ni siquiera a la de 1993 o 1994, pese a un leve incremento a partir de 2010, cuando recién empezó a repuntar de la debacle en la que cayó la gilada desde mediados de la debacle que llaman Menemista (también pueden decirle debacle PJ, pero por alguna razón parece que no se debe). Así que en todo caso el probable derroche y despilfarro de la plebe no ha sido ni un ápice mayor que el de los demás componentes del consumo.
Pueden verlo en el siguiente cuadro

Sin embargo soy Quico K y seguí buscando. Al observar el volumen del consumo domiciliario en estas 2 décadas (serían La Década Perdida y La Década Ganada, digamos) se evidencia un crecimiento que a la fecha representa el 86 % sobre el consumo de 1993. Como la población creció solamente alrededor del 20 % en ese período, ¡Eureka! dije (y salí de la bañera); he aquí la comprobación de que el camarada Kisiloff no es la quinta columna del neoliberalismo disfrazado de marxista de confitería!
Así que puse todo en un cuadro para escribir y dar a conocer al mundo mi complacencia. Ya que estaba agregué una columna con la cantidad de usuarios (les dije que las estadísticas del Enargas son una joya), y ya que está calculé el consumo anual promedio por Usuario. ¡Para que lo habré hecho!. Resultó que el consumo por usuario solo es hoy un 7 % superior al de 1993 y ha estado por debajo hasta 2010 en que comenzó el leve repunte hasta alcanzar en 2013 el valor que señalamos.
¿Que ocurrió entonces, cual es la razón de la sinrazón que a mi razón aqueja? Pues resulta que lo que aumentó enormemente, en proporción casi similar al aumento del volumen consumido es la cantidad de usuarios.
En el cuadro siguiente pueden apreciar los diferentes valores tomando en todos los casos 1993 como base igual a 100.
Entonces mi Quico K saltó de alegría, dejó de llorar contra la pared de la vecindad y se dispuso a dar a conocer la buena nueva: El Modelo aumentó de tal manera la cantidad de usuarios que produjo el aumento observado en el consumo, no hay tal derroche y entonces son unos boludos, pero han mejorado tanto la llegada del suministro a la población que se les puede perdonar.
Así que Quico K volcó en un gráfico los diferentes parámetros para que se evidenciara,
pero resultó (como pueden constatar en el gráfico) que la cantidad de usuarios tuvo un ritmo de incremento similar tanto durante el Menemismo como durante la Alianza o como durante el ciclo K. Nadie puede acreditarse el mérito, se debe a fenómenos de evolución de las sociedades que trascienden los “modelos”, o parafraseando a Clinton “es la urbanización estúpido”.
Carajo. Quico K lloró un rato contra el muro de la vecindad y volvió a la carga.
Es difícil entender porqué eliminan el subsidio a los mas pobres en vez de hacerlo según las escalas de consumo a fin de que cese la ayuda a aquellos que demuestran un alto nivel de consumo y por ende de ingresos. Es casi tan difícil como entender porqué les dieron a esos el subsidio cuando lo instituyeron. Y tan difícil como entender porqué lo siguieron gozando durante una década.
Pero bueno, salíamos del infierno, es fácil verlo ahora, no fue tan injusto o boludo, como parece ahora, cuando todo mejoró. Y después de todo –se dijo- para los crotos siempre está la posibilidad de bajar el 20 % el consumo y el subsidio se mantendrá ¡eso es justicia! Se dijo.
Y se puso a pensar como bajar un consumo que como vimos jamás aumentó.Por supuesto no encontró la manera, a no ser que arrumben la cocina a gas y busquen un braserito para cocinar en el patio con leña o carbón, como hace 60 años o más (la mamá de este Quico cocinaba así hasta que pudieron comprar la cocina a Kerosene, recuerdo, allá por el 48). Y que se bañen calentando una ollita con agua en el mismo brasero aprovechando el rescoldo.A diferencia de los de clase alta, que pueden apagar el Hogar a gas que adorna el living, cortarle el gas a la estufa de la "muchacha" o bajar un grado la losa radiante.O sea que el supuesto ahorro del consumo resulta ser populismo inverso.
Y Quico K (o sea yo) fue entonces hasta la pared de la vecindad, lloró largo rato y finalmente exclamó
¡Me doy!


(*) Bueno, la aseveración ni siquiera era propia de Marx. Según acabo de anoticiarme por casualidad el orígen sería el Fausto de Goethe, o sea que Goethe fué el boludo originante y Marx el boludo copiante

sábado, 29 de marzo de 2014

Raúl Gonzalez Tuñón


Nació el 29 de Marzo de 1905, cuando despuntaba el siglo XX. Y vivió los sueños de muchos de los de aquella época (los mismos o parecidos que yo soñé).Los sueños que el fin del siglo vió morir.El murió antes.
Fué militante comunista y estuvo en la España de la Guerra Civil. De ese dolor es el segundo poema. De su humanidad sin tiempo, es el primero.

EL CABALLO MUERTO
Media noche. Sobre las piedras
de la calzada hay un caballo muerto.
Aún faltan cinco horas
para que venga el carro de “La Única”
y se lo lleve. Ese caballo viejo,
hedoroso de sangre coagulada,
ese pobre vencido, fue un obrero.

Un hermano del pájaro, un hermano del perro.
Fué el hermano caballo que anduvo bajo el sol,
que anduvo bajo el agua, que anduvo entre los vientos
tirando de los carros
con los ojos cubiertos.

Fue el hermano caballo.
Ninguno irá a su entierro.


LOS OBUSES
Una muerte, la muerte,
se alimenta a la noche de cadáveres suyos.
Olor dulce, horroroso, que fermenta la pólvora,
su digestión violeta se acompaña de estruendo.
Por la mañana un viento desprevenido
lleva la muerte vomitada por la boca redonda.
Son los obuses.

Cargados de relámpagos, navajas, ambulancias,
sobre una soledad de evacuación distante
pasan rozando las últimas veletas
de enloquecidos gallos ciegos ya silenciosos,
pasan sobre negocios llenos de nadie
buscando un hospital y el corazón de un niño.
Son los obuses.

Cargados de mentira, de miseria, de metralla,
como una enorme M de miedo y muerte oscura.
Son los obuses.

Yo vi el árbol desnudo, el foco abierto,
la reventada piedra, el vidrio herido,
la sangre todavía
como no se ve nunca en los museos
ni en los teatros.
Son los obuses.

Son las panteras del aire desatadas
que vienen de la selva de acero y pólvora amarilla,
la muerte hecha pedazos buscando la inocencia
y su paloma.
Son los obuses.

Una mitad de novia contra el balcón ardido,
Sus manos, ya lejanas, estrelladas, perdidas, estrelladas;
luego la masa sola del niño y el caballo,
la muerte por la boca redonda vomitada.
Son los obuses.

¡Que lo parió!

sábado, 8 de marzo de 2014

Juana de Ibarborou

Juana nació el 8 de Marzo de hace ya mucho tiempo. Era Uruguaya y fué una poetisa delaputamadre.
Esas cosas son las que me dan ánimo. Siempre hay lo malo y lo bueno. Pepe Mujica, Tabaré Vazquez o la la música Uruguaya pueden desencantarnos con Uruguay (son de terror, vea) pero Juana de Ibarborou nos reconcilia con lo Oriental.
Y para prueba y homenaje van 2 poesías de ella.Salute



El vendedor de naranjas
Muchachuelo de brazos cetrinos
que vas con tu cesta,
rebosando naranjas pulidas
de un caliente color ambarino;

Muchachuelo que fuiste a las chacras
y a los árboles amplios trepaste
como yo me trepaba cuando era
una libre chicuela salvaje;

Ven acá muchachuelo; yo ansío
que me vuelques tu cesta en la falda.
Pide el precio mas alto que quieras.
¡Ah, qué bueno el olor a naranjas!

A mi pueblo distante y tranquilo,
naranjales tan prietos rodean,
que en Agosto semeja de oro
y en Diciembre de azahares blanquea.

Me críe respirando ese aroma
y aún parece que corre en mi sangre.
Naranjitas pequeñas y verdes
siendo niña, enhebraba en collares.

Después, lejos llevóme la vida.
Me he tornado tristona y pausada.
¡Qué nostalgia tan honda me oprime
cuándo siento el olor a naranjas!

Si a otro pago muy lejos del tuyo,
indiecito, algún día te llevan,
y no eres feliz, y suspiras
por volver a tu vieja querencia,

y una tarde en un soplo de viento
el sabor a tus montes te asalta,
¡Ya sabrás, indiecito asombrado,
lo que es la palabra “nostalgia”!


Vida-garfio
Amante: no me lleves, si muero al camposanto.
A flor de tiera abre mi fosa, junto al riente
alboroto divino de alguna pajarera
o junto a la encantada charla de alguna fuente

A flor de tierrra, amante. Casi sobre la tierra,
donde el sol me caliente los huesos, y mis ojos,
alargados en tallos, suban a ver de nuevo
la lámpara salvaje de los ocasos rojos.

A flor de tierra, amante. Que el tránsito así sea
más breve. Yo presiento
la lucha de mi carne por volver hacia arriba,
por sentir en sus átomos la frescura del viento.

Yo sé que acaso nunca allá abajo mis manos
podrán estarse quietas.
Que siempre como topos arañarán la tierra
en medio de las sombras estrujadas y prietas.

Arrójame semillas. Yo quiero que se enraícen
en la greda amarilla de mis huesos menguados.
¡Por la parda escalera de las raíces vivas
yo subiré a mirarte en los lirios morados!

¡Que lo parió!




jueves, 13 de febrero de 2014

Res non verba


El discurso es importante. Fija conceptos, objetivos, estrategias y valoraciones. De acuerdo.
Pero si el discurso no coincide con los actos, si no refleja los hechos entonces se convierte en engaño –en el peor escenario, que no quiero creer que sea éste- o en palabrería alpedística (observen mi dominio de la casuística y sus definiciones).
Res non verba; hechos no palabras es lo necesario. (Las vacas no hablan, traducía un amigo mío la sentencia latina).
Y resulta que escuché a Cristina el otro día hablarnos sobre la desestabilización financiera y el golpe de mercado que hizo volar el dólar según esa interpretación.
Lo impactante no es que se le diera valor a una declaración de Miguel Bein, economista que (como todos los economistas) es una máquina de hacer predicciones, interpretaciones y afirmaciones que la realidad desmiente cada vez (vean mi serie “los gurúes pifiadores” y los encontrarán hablando pavadas año tras año, incluido Bein por supuesto).
Lo impactante es que si fue así y hubo tal desestabilización lo primero que uno debe preguntarse es: ¿Qué corno hicieron entonces para enfrentar al golpe?
Y yo se los puedo responder: no hicieron un corno. Invito a leer mi serie reciente “Da dolor el dólar, infla la inflación” para no repetirme.
Y convengamos que no sirve de nada desarrollar el discurso si luego no se hace un pomo. Estaríamos como Urquiza en Pavón, tenemos todo para ganar el enfrentamiento pero nos rajamos del campo de batalla en el momento cúlmine.
La triste realidad, tal como expuse en la serie citada, es que el culpable es la víctima; fue el gobierno quien dispuso el reajuste brusco de la paridad, cosa tan evidente que todos los días leo panegíricos de la justeza estratégica de esa medida por variados comentaristas, como Ferrer, Delatorre, etc. y fue apreciada como justa y conveniente por Capitanich y Kisilof .
Desde luego no comparto los panegíricos; a los de a pie nos rompieron el culo naltra volta. Y no sólo por el impacto en los precios (que ya sé que no corresponde, o no tanto, pero lo difícil es convencer de eso a los formadores de precios y ¿saben que? No están nada convencidos). No sólo por eso, sino porque resulta que ahora nos encontramos conque los reaccionarios y los ortodoxos al parecer tendrían razón, pues se la pasaban hablando del atraso del dólar ¡y los que decían que no… devaluaron!
Y resulta que desde hace mas de 2 meses el BCRA con Fábrega. está retirando circulante, disminuyendo la base monetaria ¡cosa que pedían los reaccionarios y los ortodoxos como mágica medida antiinflacionaria! (de donde deducimos que por todo lo dicho Capitanich, Kisilof y Fábrega como mínimo no hicieron nada frente a la supuesta desestabilización y como máximo ¡Hicieron todo lo que los reaccionarios y neoliberales y ortodoxos planteaban!
Sólo por lo dicho se habrían hecho acreedores a unas reverendas patadas en el orto y posterior raje y reemplazo.
Pero esperen, faltan unas cuantas patadas en la contabilidad:
Los precios cuidados
Créanme que estoy muy sorprendido con este tema. Parece que nunca existió una política de manejo de precios, acuerdos con fabricantes y expendedores, listados acordados de productos y seguimiento del tema desde el Estado.
En este preciso momento en 6, 7, 8 (que puso mi señora, yo no lo soporto hace tiempo) un tal Alejandro Rofman economista y el “filósofo” del plantel, un joven de cuyo nombre prefiero no acordarme (parodiando a Cervantes) discursean afirmando que nunca había habido un acuerdo, un concordato con los proveedores para un listado de productos y tampoco un índice de inflación o IPC creíble hasta ahora .
Y todos, en todos lados, todo el tiempo hablan sobre los Precios Cuidados y la aplicación para Android y las denuncias de clientes atendidas por Cristina y…
Carajo, ¡yo creía que el sistema estaba vigente hace 7 años!
Pero nadie hablaba, ni hacían seguimientos, ni se meaban de genuflexión como ante los facedores de este entuerto. Y como yo estoy seguro que eso existía, que lo trataba la Secretaría de Comercio y que había listas, y que el INDEC confeccionaba índices correctos (aunque restringidos a Capital y alrededores, como siempre fue) y entonces debo suponer que en esto también siempre me engañaron y me sentiría tonto si no fuera que sé que no es así.
Y entonces tomé la lista de Carrefour al Norte del último acuerdo con Moreno en el 2013 (juro que existen, la lista y Moreno) y la comparé con los “Precios Cuidados” para la zona de Cuyo y Litoral que ¡por fin! aparecieron en la página.
Fui comparando los productos en una y otra lista y separando aquellos que coincidían exactamente o casi (producto, marca, cantidad, etc). Encontré así 27 productos comparables (hay muy pocas coincidencias, la lista de Moreno era más para crotos, la de Costa es más para mediopelitos)
Con esos productos elaboré un cuadro comparativo. Helo aquí
Cliquead sobre él y lo veréis mejor
Como pueden ver en promedio aritmético los Precios Cuidados resultan ser ¡26 % más elevados que los Precios Descuidados!
Carajo, ¡o me mintieron antes, o me mintieron ahora, o me mintieron antes y ahora!
Así que concluyamos: yo creía en esto, yo creo en esto, yo quiero creer en esto, porque sé muy bien quienes son los otros.
Pero a mí no me vengan con palabras, todas muy lindas, muy valientes, muy progres, si después no hacen lo pertinente o peor aún hacen lo impertinente.

Resumiendo: RES NON VERBA

lunes, 10 de febrero de 2014

Intringuli chingulis

Yo nunca coincidí demasiado con Aliverti. Pero en un momento como éste, donde los poderosos (siempre reaccionarios) y muchos reaccionarios mediopelos (siempre idiotas) anuncian la debacle inminente, y mientras muchos que apoyan el modelo se alborozan (como idiotas) porque todo está rebien y cuidan los precios aumentados, en un momento como este es bueno escuchar un análisis con el cual uno coincide en grandes líneas (para no sentirse siempre idiota).Y sólo en grandes líneas, que si entro a hilar fino no coincido ni con éste.
Así que por si les sirve y no lo vieron aquí lo reproduzco.

La dimensión del peligro
Por Eduardo Aliverti


Qué tiempos aquéllos, cuando los veranos eran tranquilos. A éste todavía le falta un buen trecho para terminar, pero ya puede ubicárselo en el top ten de los más... ¿qué? ¿De los más qué?

La invitación a identificar el término justo –o algo aproximado– debería extenderse al estado de ánimo presuntamente general. Es decir, como si la sensación de ese no sé qué fuese en todo el país, no sólo en Buenos Aires, porque uno recorre las ciudades y los pueblos del interior, lee las portadas de los diarios de cada lugar y se mete en los sitios y en los foros, y conoce a mucha gente de ahí, y la verdad es que no se refleja este clima del no sé qué que inunda a nosotros, los porteños. Y/o a los medios de comunicación que están y salen de acá. La verdad es que no, pero vamos a hacer que sí. ¿Qué es el no sé qué? ¿Incertidumbre? ¿Inquietud? ¿Preocupación? ¿Alarma? ¿Miedo? ¿Olor a caos? ¿A caos inminente? Aun cuando no se cuente con la información puntual necesaria, nadie está exento de la responsabilidad de preguntarse cuánto hay de lo que pasa y cuánto de lo que algunos nos dicen que pasa. Perdón, si cabe, por esta dialéctica perogrullesca, pero es que a veces resulta importante caer en lugares que no por comunes dejan de ser necesarios. ¿Alguien puede creer o sentir, seriamente, que este no sé qué se parece o es igual a 2001, o al final del gobierno de Alfonsín, o a la etapa inmediatamente previa a que el tándem de Menem y Cavallo personificara la fantasía del uno a uno con el dólar? ¿Alguien puede creer o sentir eso, con honestidad intelectual o, sencillamente, desde la percepción de la propia calle? ¿Desde lo que se ve y no desde lo que se oye, que sigue estando lejísimos de lo que se escucha o de lo que se quiere escuchar?

De un tiempo a esta parte, el oficialismo comete errores que muchos de quienes defendemos a grandes rasgos este modelo relativizamos, en mayor o menor medida; no por haber dejado de citarlos, a los errores, a los temores, a los peligros, sino porque se interpretó e interpreta que esas macanas, y esos riesgos, quedan en un puesto (muy) secundario cuando se los compara con lo que podría ocurrir si esta experiencia concluye mal. En 2003, Argentina produjo, quizás, algo más que lo que Ricardo Forster denomina “anomalía”. Tal vez se suscitó derecho viejo una extravagancia latinoamericana, o bien –o mucho mejor– argentina. Un hombre, un matrimonio, que rompieron con los esquemas predecibles. Desde el peronismo, por supuesto, que es por donde pasa todo lo que pasa políticamente en este país. Por lo que resume ese movimiento o esa intuición social, para bien y para mal. El resto, ya se sabe y dijo tantas veces que hasta causa pudor repetirlo, acompaña. Comenta. Nada más que eso. Comenta. Por los motivos que fueren, el hombre o el matrimonio ese, como decíamos, rompieron los esquemas. Ya sabemos cuáles, también. La cuestión es que el hombre se muere antes de lo que debía y la mujer, que demostró ser la firme conductora de un espíritu rebelde claro que dentro de –a ver si nos entendemos– los marcos de un sistema capitalista, se queda sola al frente de una gestión que fue y es más una energía progresista, a edificar día a día, que un modelo sofisticado de izquierda o centroizquierda. Alcanzó y alcanza, siendo nuevamente redundantes, para que las mayorías vivan mejor o menos peor que lo acostumbrado. Apartando los efluvios de que siempre se debe estar más a la izquierda, así sea a costa de quedar a la derecha, de un lado estaban él, o él y ella, o viceversa, y ahora ella sola, mientras estemos de acuerdo en que hablamos de condiciones de liderazgo, y enfrente “el campo”, y sus agroexportadores, y sus rentistas, y algunos sectores de la industria y de los bancos extranjeros, y sus periodistas-publicistas de los medios independientes, y una corporación mediática en particular, y quienes reproducen como verdades de puño esa argamasa que bombardea más por donde puede y sabe que por donde completamente quisiera. ¿Por qué esto último? Porque, aun con todos sus yerros e improvisaciones, el Gobierno les plantó disputa y con grados de éxito apreciables. El partido militar ya no existía, pero se agregó la maciza inexistencia de opciones opositoras a presente y futuro, lo cual, a su vez, deviene de haber construido un piso de conquistas y reivindicaciones populares inéditos desde hace más de medio siglo. Eso lleva, en forma inevitable, a considerar que estamos hablando mucho más de política que de economía porque, si es por el macro de ésta, no hay ningún dato escalofriante que corrobore el horizonte dramático, y hasta terminal, expuesto por los operadores periodísticos. Y por los conocidos especialistas económicos que son consultados y propagandizados por aquéllos.

La cantidad de reservas monetarias es suficiente para aguantar corridas y ataques especulativos: de hecho, es lo que sucedió. La proporción de deuda en moneda extranjera sobre el total del PBI es bajísima. Otro tanto la dimensión del mercado ilegal de divisas, por fuera de la neurastenia que se rinde ante lo que cotiza el dólar “blue”. La inflación, ni qué hablar, podrá ser el doble de lo que reconoce el Gobierno, pero la vigencia de las paritarias surte a los trabajadores con empleo estable de una herramienta que les permite empatar, o perder por poco, en relación con su capacidad de consumo. Los verdaderamente jodidos son los laburantes informales, pero en torno de eso hay una malla de asistencialismo que viene arreglándoselas para evitar explosiones sociales. Y los jubilados de la mínima, que no nadan precisamente en la abundancia si es por la ecuación ingreso-costo de vida, son usufructuarios de la colaboración familiar gracias a una economía que se basa en la actividad del mercado interno. Sin contar, ya que estamos, a los dos millones y pico que pudieron jubilarse gracias a que el Gobierno habilitó poder hacerlo sin los años de aportes que sus empleadores les ningunearon, y hoy incorporados al consumo. Quitado o agregado lo que a cada quien se le antoje, ¿dónde está el dramatismo estructural que señalan y pronostican los gurúes de la city? En otros aspectos, en todo caso. En el déficit de distribución energética; en que falta sustituir importaciones, y más aún tras la devaluación; en que la estructura productiva, justamente, tiene serios problemas para resistir lo que el propio Gobierno naturalizó como necesidad o intereses de consumos. En que se debería avanzar, y no se avanza, con una mayor participación del Estado en el control del comercio exterior. De vuelta: hay que tener con qué en lo político; en la capacidad de convencer en torno de los riesgos y sacrificios que eso supone. Difícil desmentir que esto significa un nuevo paradigma convocatorio, una nueva utopía movilizadora en lugar –o muy por encima– de pirotecnias de alcance corto o un tanto berretas, como las de confiar en los vecinos para controlar los precios y las de “lanatear” por izquierda con afiches escracheadores de quienes los aumentan porque sí. Está bien, se entiende, son tácticas “energizantes”, es parte de la batalla cultural, de la construcción de sentido simbólico. Pero es chasquiboom. Puesto uno en roles ejecutivos, de todos modos, te quiero ver. Lo seguro es que no por eso debe dejar de señalárselo. Para eso estamos los comentaristas, los analistas, los intelectuales, y la llamada “gente común”, desde ya, mientras opine con algún fundamento que no sea la desorganización caótica de su pensar, el brulote fácil, el exabrupto histérico. O el facilismo anarco.

Lo cierto es que no hay un bloque hegemónico que sea destituyentemente orgánico. Esto es unas facciones del gran capital queriendo ganar más plata a costa de ajustar por abajo. Es angurria, no un proyecto de poder consolidado ni con expectativas sólidas de encarnarse en alguna figura indiscutible. Sí tienen una artillería potente para corroer y ganar pulseadas, como ocurrió con la devaluación. Le torcieron el brazo al Gobierno, símil 2008, pero eso no es ganar la contienda. Es toma y daca entre una administración populista no conservadora, para empezar a hablar, y unas tropas de la economía con fortaleza para desgastar sin construir. Más el dato nada menor –al contrario: diríase clave– de que las segundas no cuentan con sindicatos en condiciones de incendiar. Más otro: el kirchnerismo mantiene una base electoral muy alta para una gestión que lleva diez años, y el resto es una murga de competencia de egos, incapaz de asentar alguna zanahoria que no signifique volver a escenarios desastrosos. El oficialismo tiene el complicadísimo desafío de la sucesión de Cristina, pero la oposición lo emparda con sus tremendas carencias. En otras palabras, no hay nada que no esté en disputa. Nada. La noticia sigue siendo ésa. Expresa que las fuerzas enfrentadas conservan volumen de pelea, y no que hay una capaz de voltear a la otra así nomás. Es de un analfabetismo político asombroso sostener que algo puede de-salojarse sin que el vacío sea llenado por alguna variante. Quienes hablan de que se vive una etapa de transición poskirchnerista, ¿de qué demonios hablan si no pueden explicar ni ofertar de transición hacia qué? Desde la ingenuidad impotente del blanqueo de capitales y sus Cedin hasta el mamarracho que acaban de producir con el Fútbol para Todos, con ese disparate de querer separarse de la mujer para casarse con la suegra, la lista de errores gubernamentales es amplia. Pero estamos fritos si el centro del universo será pasado por esos pifies procedimentales, en vez de indagar si se mantiene o no la decisión de que el modelo continúe por carriles inclusivos, de mejor distribución de la riqueza, de resarcimientos sociales elementales. Hasta ahora, errores aparte, nada indica un giro a la derecha. Sí algún inquietante desgaste, sí falta de coordinación en las altas esferas, sí internas embrolladas, sí medidas que suenan improvisadas, pero no eso. Y eso es lo que distingue entre lo importante y las coyunturas.

El momento para preocuparse gravemente será aquel en que el kirchnerismo pudiera dejar de parecerse a sí mismo. No antes.

http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-239524-2014-02-10.html

PD: Alguno se preguntará porque intitulé "intrínguli chingúlis". He aquí la explicación: no tiene explicación. Pero quedó simpático ¿no?

viernes, 31 de enero de 2014

Da dolor el dólar, infla la inflación (Final)


Os bato la justa y a otra cosa











Esta es la quinta entrada de esta serie. Suficiente.
Vamos a tratar sucintamente :
a- De donde inventan el valor del dólar los capitalistas y demás ladrones
b- La relación entre emisión monetaria e inflación.
c- Las causas o mejor; los causantes del golpe inflacionario-cambiario.
d- Qué pienso yo (y estoy descubriendo gratamente que otros también) que debería hacerse.
e- Gran final con orquesta y coro

a-De donde inventan el valor del dólar los capitalistas y demás ladrones
Habrán escuchado muchas veces a los Gurúes Pifiadores (vulgarmente llamados Economistas) afirmar que el mercado ilegal del dólar refleja la libre acción de la sacrosanta libre oferta y demanda. O sea que un quia va y le dice a uno de estos delincuentes “ ¿me vendés en negro a 6,8 $ por verde? Y el chorro: “no, si querés te vendo pero a $ 235 por cada dólar porque me lo piden muchos” y el otro que sube a 7,5 y éste que baja a 229 y así siguen a lo largo de varias horas hasta que cierran en 12,5 pesos por dólar.
Bueno, no. Es tan falso como que el precio del tomate sube porque escasea.
No vamos a explayarnos sobre el tomate, pero sí veremos que el dólar negro, peso mas peso menos, robo más robo menos, corresponde a la relación Reservas-Base monetaria.
Estos soberbios bestias no hacen sino repetir estúpidamente la convertibilidad: el peso vale los dolares que supuestamente lo respalden. Entran a la página del BCRA, se fijan y listo.
Y otros soberbios bestias lo aceptan y lo pagan igual de estúpidamente.
Y son tan bestias que tienen Audis y yates y casas en countrys pensando esa estupidez. Y bueno.
En el cuadro de la entrada anterior pueden ver como el negro sigue grosso modo la relación pesos/reservas. Lo repito de obsequio y de regalo.
Cliqueen, cliqueen en la figura les dije!

b-La relación entre emisión monetaria e inflación
La sacrosanta relación emisión/inflación nos la enseñan permanentemente próceres como Orlando Ferreres o Prat Puto, o Cachanoski o Broda o…paro aquí ¡son tantos esta manga de vagos y malentretenidos!
Bueno, también nos la enseña el FMI.
Y así es que si se emite vendría a obrar de nuevo la sacrosanta ley de oferta y demanda: aumenta la oferta de pesos y baja el precio (o sea sube el precio de lo que se cambia por los pesos)
Ahora, si el estado no emite, baja el presupuesto (que es un gasto como al cohete digamos) y tiene superávit y entonces retira muchos pesos de la circulación porque ya no hacen falta, y baja los malditos impuestos ah bueno, entonces la inflación termina y si bien algunos millones de 68 y contando se cagan de infelices, Ferreres, Prat Puto, Cachanoski, Broda, etc y sus mandantes ¡no saben lo bien que andarían! (bueno, como ahora pero mas satisfechos).
Bueno. Resulta que todo eso aparte de reguacho es absolutamente falso.
No sólo porque en Europa por ejemplo hay países -como España- que tienen unos brutos déficits tres o cuatro veces los nuestros y sin embargo tienen inflaciones que dan risa, 1-2 % anual. Aunque los gaitas comunes tienen unas vidas que son un llanto pero bueno, todo no se puede.
No sólo por eso sino porque nuestros propios números desmienten el mito.
Pongo un cuadro donde verán la relación base Monetaria/ IPC.
Para hacerlo menos objetable por la gilada que abunda, el IPC a partir del 2008 es el de la OPO, que desde luego tiene valores tan estratosféricos como falsos, pero que igual desmiente la correlación. Tomando los valores del INDEC la falta de correlación es desde luego más estrepitosa.
Ya traté sobre esto hace unos años en la serie “La inflación me tiene inflado” que pueden consultar en este blog gratis y sin cambiar de andén.

c-Las causas o mejor; los causantes del golpe inflacionario-cambiario
Dejemos de movida algo bien en claro: los causantes de todos los descalabros de precios y paridad son siempre los capitalistas. Esos descalabros (el aumento irracional de precios) forma parte de su idiosincrasia y a ello tenderán, siempre.
Y son quienes tienen el poder, los medios y las estructuras para hacerlo.
El papel de los gobiernos puede ser acceder a esa compulsión, combatirla o aún incentivarla, pero su papel es siempre externo y ajeno al fenómeno.
Por supuesto que si acceden o incentivan se harán merecedores de nuestras puteadas, pero no debemos perder nunca de vista a los responsables últimos.
Y francamente ese caso sería el actual.
El ejecutivo pretendió ignorar el golpe inflacionario (que comenzó en Diciembre) y del golpe cambiario (reciente) lo atribuyó a la “libre oferta y demanda”, luego expresó su conformidad con el valor alcanzado por la estampida, “una cotización de convergencia, razonable para la economía argentina” e ipso pucho le echó la culpa a la Shell, todo sobre el mismo hecho.
Desde el nombramiento del equipo actual (Capitanich, Kisiloff, Costa y Fabrega) se olió algo feo, no sólo por los personajes en sí en algún caso sino también por la desmedida aceptación de parte de los capitalistas, sus empleados y los políticos reaccionarios.
Y mientras permitían el desmontaje del sistema de control de precios (tambaleante, imperfecto pero control al fin, por ello tan odiado), Kisiloff comenzó a hablar en repetidas ocasiones de tal manera que daba a entender que se corregiría la paridad de manera importante (aunque gradual).
Solamente un boludo podría dar semejantes mensajes sin esperar que los mastines se largaran al ataque antes de recibir la autorización. Y cuando se largaron el BCRA no intervino vendiendo lo que fuera necesario (no mas de 300 0 400 millones de verdes seguramente) como lo hizo en otras ocasiones para aplastar la estampida.
Por todo ello y la caracterización de “cotización de convergencia, razonable” está mas que cantado que fue decisión del gobierno autorizar y prohijar ambas escapadas, la de precios y la cambiaria.
Reciba mis puteadas muy merecidas. Me gustaría (y a muuchos otros también) que por lo menos me explique porque carajo hizo lo que hizo.

d- Qué pienso yo (y estoy descubriendo gratamente que otros también) que debería hacerse
1-El cese del sistema de “flotación administrada”. Está visto que si el dólar flota la plebe se hunde y que los únicos que administran la flotación son los los poderosos y los delincuentes, o sea los poderosos.
2-La aplicación de una vez por todas y para TODOS Y TODAS de la ley de Abastecimiento, sin olvidar a los que retienen cosechas con el consiguiente daño al país. Y hacerlo aplicando las penas de prisión previstas.
3-El cese de las importaciones suntuarias o innecesarias. Sé que los capitalistas y el medio pelo llorarán -es bueno que alguna vez deban hacerlo- pero la importación de autos de lujo por ejemplo debe prohibirse, no hacemos nada con aumentarle los impuestos, eso no cambia su incidencia en el desbalance de divisas. No puede ser por ejemplo que importemos ¡Papas fritas Pringles de EEUU! El que autoriza eso es un papafrita.
Esto debe continuar hasta que se mejore el panorama de importación de combustibles (cuando arranque Vaca Muerta) que ahora agrava la histórica Restricción Externa que le dicen al bajo saldo positivo de nuestro comercio exterior y pagos al exterior por deuda.
4-Debe reinstalarse el IAPI de manera que todo el movimiento de comercio exterior pase por el control del estado –los dólares sobre todo, los garcas deben recibir pesos- y se eviten las maniobras de evasión
5-Deben apretarse fuerte los parietales de los poderosos contra las baldosas para que se porten bien

Nota: el punto (e) lo eliminamos porque hacerlo cuesta el doble que en Diciembre. Terminamos sin orquesta ni coro




jueves, 30 de enero de 2014

Da dolor el dólar, infla la inflación (IV)





Jugando con el enemigo






El 16 de Enero Capitanich, argumentó que "durante la convertibilidad había menos reservas. En esa época se ubicaban en torno a los u$s 21.000 millones”.
Intentaba así quitar importancia a la disminución de las reservas como sustento del ascenso del dólar ilegal. Yo he escuchado muchas veces argumentos erróneos defendiendo posturas correctas. Pero la argumentación de Capitanich se pasaba de errónea y entraba el la categoría de pelotuda.
Eso me preocupó, porque como dije la postura era correcta, pero el argumento daba lugar a los detractores para atacar la postura -que era correcta- destruyendo el argumento, que era poco menos que infantil.
Voy a colocar ahora un cuadro que contiene varias variables y que aclarará lo que digo

Si quiere verlo mas grande cliquee sobre la imagen (o cómprese una lupa)

Se puede observar que en 1996 las reservas terminaron el año en U$S 23330 millones y la Base Monetaria (guita que existe en $ como circulante, depósitos y otros) era de $ 14030 millones, mientras que los valores al 24 de Enero eran U$S 29263 millones de reservas (un 25 % más que las de 1996), pero la base monetaria era de $ 358548 millones ¡25 veces más que el circulante de 1996!
Había en el 96 0,60 pesos por cada dólar de reserva, mientras que en Enero los pesos por cada dólar eran 12,25. O para expresarlo en Argentino medio: en el 96 había 1,6 dólares por cada peso mientras que en Enero 24 sólo había 8,1 centavos de dólar por cada peso.
Así que el monto de las reservas no dice nada si no se las relaciona con los requerimientos para erogaciones del período o bien con el nivel de circulante si se mantiene la estólida “flotación administrada”, que es ni mas ni menos que una convertibilidad flotante y debiera eliminarse, según veremos en algún otro momento.
Afortunadamente ninguno de los gurúes pifiadores que ofician de intérpretes de la reacción le dio importancia al asunto o por lo menos yo no lo ví, pero es una clara muestra de la ineptitud del funcionario (y de su ladero, que la reprodujo grosso modo).
Dijimos en otra entrada que Capi habló de que se había alcanzado “un nivel de convergencia aceptable”. El 25 Kisi se explayó: "El Gobierno entiende que la cotización que alcanzó el dólar es una cotización de convergencia, razonable para la economía argentina. La cotización del dólar no solamente tiene que ir contra las expectativas financieras del movimiento de la moneda, sino también hay fenómenos reales como los precios, el comercio exterior, el nivel de endeudamiento que tienen que ver en una medida determinada con el valor de la divisa”.
Se lo traduzco al cristiano “ nos pusimos en el círculo central; en aquel arco la paridad correcta. En ese otro el dólar ilegal (las “expectativas financieras del movimiento de la moneda”)”.
Se le olvida un Piccolo detalle: los de aquel arco, los de las “expectativas financieras del movimiento de la moneda”, están cometiendo un delito, son delincuentes (claro que no de esos negros feos sino gente paquetona ¿vió?).
Así que alegrémonos: estamos jugando un picadito con los chorros, todo bien. Capaz que les ganemos y todo.

Mejor dejo aquí y me voy a tomar una Hepatalgina.

Pero esto seguirá, hay más para ver en el cuadro de mas arriba



miércoles, 29 de enero de 2014

Da dolor el dólar, infla la inflación (III)








Hagamos cuentas...










En la entrada anterior mostré que considerando la evolución del IPC desde el 1 a 1, la paridad correcta que surge para fin del 2013 era $/U$S 5,31 contra $/U$S 6,53 que fue la real (tomo para esos valores los datos recogidos en varios portales, como ser ambito.com, dolarsi.com, BCRA, etc ).
Pero también decía que dado que “toda la opo, los pelotudos que la siguen y un 50 % de los de “este lado” afirman que Moreno falseó los índices a partir del 2007” debería considerar datos alternativos.
La obcecada postura de los opos opas sobre el IPC puede verse en algunos comentarios de la entrada anterior.
Pero también resultan útiles para remarcar un hecho que surge claro e indubitable y me exime de argumentación: La perversa actividad de Moreno se limitó al IPC, esto es, al Índice de Precios al Consumidor. A ningún otro de los múltiples campos e indicadores en los que incursiona el INDEC.
Pues bien. Vamos a presentar ahora el cuadro donde volcamos el SIPM del INDEC, esto es el Sistema de Indices de Precios Mayoristas y su comparación con la paridad peso/dólar desde el mágico 1 a 1, índice que no ha merecido ninguna observación o descalificación (aún cuando esas posturas pudieran ser en todo caso otras imbecilidades como las referidas al IPC).
Y lo valioso es que este indicador es justamente el que debe considerarse y no el IPC para comparar la evolución histórica de la paridad y su grado de corrección, tal como lo expuse en la entrada mencionada.
Pues bien: aquí vá
Cliqueando sobre el cuadro lo verá grandotote
¡Santa inflación! Diría Batmanqom; no sólo establece que la paridad real a fin de 2013 era prácticamente equivalente a la correcta calculada ($/U$S 6,53 la real, $/U$S 6,85 la calculada, diferencia menor al 5 %), sino que ¡Santa estádística! (diría Robin circunciso) ¡el comportamiento estadístico de los precios mayoristas resulta muy similar a los del IPC!
¿Será tal vez que el IPC es válido? ¿Será tal vez que la opo habla gansadas?
¡Válgame dios, no puedo creerlo de tan preclaras y honradas personas!
Pero entonces me asalta una duda mas cruel y mas duda: ¿Por qué mierda entonces Batman, Robin (y Gatubela) permitieron o mas que probablemente pergeñaron la estampida del dólar, que digan lo que digan es beneficio para los poderosos y daño para la plebe?
¿Será porque los poderosos lloraban su miseria dentro del Audi o en Miami?.
¿Será porque el mediopelo lloraba a mares su miseria mientras compraba pasajes para Cancún?
Solo dios tiene la explicación y la justificación de esta aberración.
¿Y saben qué? Yo soy ateo

Esta historia continuará (pero mas cara, claro)

martes, 28 de enero de 2014

Da dolor el dólar, infla la inflación (II)

















El fenómeno del uso de las monedas imperiales por los pueblos subyugados, dependientes o atrasados es una constante de la historia humana.
Pero cuando medio mundo usaba los Ases, Denarios o Sestercios Romanos traficaba monedas que tenían valor intrínseco basado en su contenido metálico de Cobre, Plata u Oro.
Viendo como en la actualidad el Dólar es la moneda santificada que adoran los pueblos uno no puede menos que espantarse de la idiotez humana, porque por primera vez en la historia se usa una moneda que no posee prácticamente valor intrínseco alguno (su respaldo en Oro prácticamente ha desaparecido en el curso del siglo XX y también su convertibilidad) y cuyo valor se basa exclusivamente en que es la moneda del capo. Lo cual no sería tan ilógico si el amo (y su moneda) no trastabillara seguido ante nuestros ojos, esclavo de sus propias aberraciones, las cuales lamentablemente nos contagia (lo ha hecho cuatro veces por lo menos desde el siglo pasado).
Ahora bien. No hemos llegado al grado de boludez de Ecuador o El Salvador que han adoptado el dólar norteamericano como su moneda, ¡pero vaya que lo intentamos con la Convertibilidad Menemista!
Y lo terrible es que esa suprema expresión del cipayismo fue adorada (tres veces adorada, les recuerdo) y sigue viva entre nosotros, no sólo entre los poderosos sino también en el crotaje.
Así que si hay algo que crotos y poderosos, cultos e incultos, informados e ignorantes dieron por cierto es que la convertibilidad fue el momento en que fuimos competitivos y todo estaba bien y es por eso que tomaré como base el comienzo de la sacrosanta convertibilidad (1992) para analizar los comportamientos monetarios y opinar sobre el presente.
Que conste que fui contrario a la convertibilidad y que renegué cuando mis queridos conciudadanos largaron el “que se vayan todos”, ignorando que no era otra cosa que el momento cúlmine, obligado y desastroso de su adorada convertibilidad y ellos habían sido (a través de su voto) los verdaderos responsables de la debacle.
Hecho el introito comencemos.
¿Contra qué debe compararse la paridad?
Bueno, la mayoría de mis conciudadanos la asocian a la evolución de lo que llaman “inflación”, esto es, la evolución de los precios al consumidor (IPC).
Para variar, esa postura es errónea (iba a poner “es una boludez”, pero no es tan finoli).
La economía nacional se expresa en Pesos y la evolución de los precios al consumidor deberá compararse en todo caso con la evolución de los ingresos, ambos en la moneda Nacional.
El dólar en cambio es una divisa extranjera,se usa como moneda de cambio en el mercado mundial y en consecuencia su paridad debe relacionarse a los precios al productor o al nivel general de precios al por mayor, pues el objetivo es mantener una posición competitiva de los productores nacionales en el comercio exterior, exportacion e importación.
Al mismo tiempo debe considerarse que dada la dependencia de nuestros productores (también denominados capitalistas hijos de puta) de materias primas, partes y bienes de capital extranjeros, debe atenderse que la paridad facilite dentro de lo razonable su competitividad respecto a productos similares a los suyos, importados.
Dicho todo esto, la mayoría de mis conciudadanos seguirá tercamente preguntando sobre la paridad relacionada a la evolución del IPC.
Bueno, aquí la teneís, ¡coño!
Cliqueando sobre la imágen la verá mas grandota

Como puede observarse a fines de Diciembre de 2013, tomando como base Diciembre de 1991 cuando la paridad era el sacrosanto 1 a 1, al corregir por el IPC se llega a una paridad correspondiente de 5,31 $/U$S.
El tipo de cambio minorista vendedor a esa fecha era 6,53 $/U$S ¡Santa paridad! (diría un Robin circunciso), parece que los adoradores del llamado “blue” o también “dólar chorros” según mi nomenclatura son muy brutos, muy delincuentes o muy brutos delincuentes.
Pero claro. Tomé el IPC. Ya se sabe que toda la opo, los pelotudos que la siguen y un 50 % de los de “este lado” afirman que Moreno falseó los índices a partir del 2007. Así que deberé considerar datos alternativos, cosa que haré en otra entrada porque estoy muy cansado

PD: Por favor, deposite un dólar en la lata al salir, si es tan amable


lunes, 27 de enero de 2014

Da dolor el dólar, infla la inflación (I)


Santa inflación Batman ¿Podremos con ella?
Seguro Robin (si el dolar nos deja...)





Cuando Cristina se dio un golpe y cambió de golpe, cuando los eternos golpistas aplaudieron el cambio de golpe, de golpe la cosa no me gustó nada y lo escribí aquí.
Después los misters con muchos masters que ahora manejan con maestría nos explicaron que ahora los precios iban a estar cuidados, no como antes cuando estaban cuidados, y se iban a acordar como me acuerdo que se acordaban antes, y ahora se iba a tratar con los Super y con los productores, no como antes que el bruto que estaba trataba con los Super y con los productores.
Y se iban a acordar precios para los productos comunes y para los Premium, no como antes, que el bruto les autorizaba aumentos diferenciales y dejaba subir mas los Premium y menos los otros.
Y se iba a hacer una lista que la iban a controlar, no como antes que había una lista y la controlaban.
Y parecía que antes había otro gobierno, indudablemente no K porque todo lo hecho antes era malo, aunque no lo decían pero surgía clarito, o a mí me parecía.
Y entonces decidí callarme, porque era indudable que yo era un bruto y no entendía a los misters que tienen masters.
Mientras yo estaba callado los conductores que de golpe conducían postergaron la implementación del acuerdo de precios hasta Enero, cosa que probablemente en Yale, Harvard, la London Schools u otro de esos lugares donde hacen masters los misters no hubiera generado ningún inconveniente.
Pero claro, aquí debemos lidiar con nuestros burdos capitalistas tercermundistas, que son tan hijos de puta como cualquier capitalista del mundo pero eso sí, son mas rápidos y dispararon todos los precios hasta que los misters que tienen masters se decidieran y en Diciembre y principios de Enero nos rompieron el culo a mas velocidad que a la que normalmente nos lo rompen.
Pero finalmente la lista entró en vigencia y ahora se puede comprar el aceite Cañuelas de 1,5 litros a 11,8 $, no a 8,2 $ como yo lo compraba siempre en Carrefour Fisherton de Rosario con las listas viejas de cuando no se cuidaban los precios.
Un aumento del 43,9 % en un mes puede parecer mucho, pero supongo que lo digo de puro bruto nomás.
Y finalmente llegó el ajuste (disparada le decíamos antes) del dólar, que primero era un “nivel de convergencia aceptable” según dijo Bat… Capitanich digo. No me pregunten convergencia con qué, tampoco ninguno de nuestros periodistas se lo preguntó (sabemos convergencia con qué, lo charlaremos en próximas entradas).
Ese día (23/1/2014) el minorista cerró a 8,06 para la venta. Un día después la “convergencia aceptable” se convirtió en Golpe Especulativo y el capo de la Shell era un ogro perverso (de eso sí que no tengo la más mínima duda; es CEO de una empresa, que es otra acepción de ogro perverso). Eso sí, no sé porqué su intento de compra a $ 8,4 (4,2 % más que la cotización alcanzada de 8,06) no era un “nivel de convergencia aceptable” y un aumento de 43,9 % sí lo era.
Pero claro. Yo no tengo master ni de rango y mida, solo me parece que me quieren tomar de boludo, pero debe ser de puro bruto.
Pero volvamos a los precios, del dolor del dólar hablaremos la próxima, después de todo yo estoy en el grupo de aquellos a los que Perón según siempre leí les dijo allá por los 50 “¿alguno de ustedes vió alguna vez un dólar?”
Resulta que los Precios Cuidados salieron sólo para Capital y Gran Buenos Aires.
Y le dieron vueltas y vueltas y vueltas antes de lanzar una lista para el interior. Finalmente lo hicieron. Eso sí: hasta ayer estuve entrando en http://www.precioscuidados.com/ para saber finalmente que nos tocará a la provincianía (aclaro que soy porteño de cuna y crianza, pero viví por todos lados casi toda mi vida y así sigo, exiliado en Rosario, la Chicago Argentina). Y acabo de entrar nuevamente y sigue figurando una sola alternativa de ubicación: Capital y GBA.
¡Ah tiempos de Moreno y Pimpi Colombo! Eran brutitos, los capitalistas se los pasaban al cuarto (a ellos y a nosotros) pero con cierta delicadeza.
Por ejemplo, ni con la harina, el pasaje al cuarto más degradante de esa gestión, recuerdo un pasaje tan degradante como éste:

Neumoterol*120 Diciembre 2013 $ 216,2 - Enero 2014 $ 579,7 -aumentillo 117,8 % mensual.
Salbutral AC Diciembre 2013 $ 31,5 - Enero 2014 $ 106,7 -aumentillo 239,1 % mensual.

Son mis medicamentos para EPOC (enfisema que le decían antiguamente). Recuerden que yo llevo un registro de mi IPC desde hace 3 años.
Eso sí, los misters con masters se reunirán con los laboratorios a tratar el asunto. Claro que vamos mal; Bapitanich dijo que si no se adecúan abrirían importación. Lástima que montones de medicamentos, o las drogas básicas, o parte, se importan. O sea que los amenazó con seguir haciendo lo que hacen.
Algo similar pasó con el tomate: Yo no sé donde compra Capitanich, pero en las verdulerías comunes de barrio en Rosario estaba en unos 7 a 8 pesos. Había bajado –con excepción de los Super, donde no se puede comprar verdura- en el subibaja con que nos roban cada año. Pero Capi ¡santa boludez! Habló de 20 $ y que si no bajaba importaría. Seguramente el compra en Patio Bulrich, Alto Palermo Shoping o en la verdu del Country.
Pero luego dijo que no, que no se asusten, que no importaría nada, que fue una bromita; conclusión: a partir de allí aquí gozamos de tomate a 17-18 $
Bueno. Por ahora paro. Seguiré con el dolor..perdón, dólar próximamente. Mientras tanto solo se me ocurre una consigna:
¡Moreno, volvé!
Y otra consigna, mas fuerte todavía:
Cristina, también volvé!

Las puteadas, por favor, en la lata que dice “puteadas”





martes, 14 de enero de 2014

¡Carajo!









No sé si Juan Gelman fué un gran poeta.
Pero sí estoy seguro que fué un gran hombre.
¿Y que mejor epitafio entonces que su propio epitafio?


Juan Gelman

Epitafio

Un pájaro vivía en mí.
Una flor viajaba en mi sangre.
Mi corazón era un violín.

Quise o no quise. Pero a veces
me quisieron. También a mí
me alegraban: la primavera,
las manos juntas, lo feliz.

¡Digo que el hombre debe serlo!

(Aquí yace un pájaro.
Una flor.
Un violín.)

Carlos de la Púa


















El 14 de Enero de 1898 nació Carlos de la Púa.No importa ya su nombre original, su seudónimo se volvió su nombre.
Escribió versos lunfardos en los que retrató sobre todo el malevaje, el ambiente delictivo y feroz de los arrabales de Buenos Aires, pero que pintaban también los pesares de los pobres, de los desposeídos.
Mas abajo van los dos mejores para mi gusto,como recuerdo y homenaje.
Tuvo sin embargo este poeta un efecto negativo para la sociedad: su lectura me impulsó en mi juventud a escribir versos lunfardos.
Algún día publicaré algunos para flagelo de los lectores de este blog.

Y salute bien de bute.


Los bueyes
Vinieron de Italia, tenían veinte años,
con un bagayito por toda fortuna
y, sin aliviadas, entre desengaños,
llegaron a viejos sin ventaja alguna.

Mas nunca a sus labios los abrió el reproche.
Siempre consecuentes, siempre laburando,
pasaron los días, pasaban las noches
el viejo en la fragua, la vieja lavando.

Vinieron los hijos. ¡Todos malandrinos!
Vinieron las hijas. ¡Todas engrupidas!
Ellos son borrachos, chorros, asesinos,
y ellas, las mujeres, están en la vida.

Y los pobres viejos, siempre trabajando,
nunca para el yugo se encontraron flojos;
pero a veces, sola, cuando está lavando,
a la vieja el llanto le quema los ojos.


Lucio el anarquista
Nacido entre curdelas, nunca tomó una copa.
Viviendo entre ladrones, siempre la trabajó.
Comprende y ama a aquella que con hambre y sin ropa
a las aguas servidas del vicio se arrojó.

En una pieza inmunda tiene una madre, vieja
a fuerza de miseria y fregar en la tina.
Por ella fue su grito inicial, la gran queja
que prolonga doliente de cantina en cantina...

¡Que lo parió!

domingo, 1 de diciembre de 2013

Nos dijo La Palabra


Hermanos (y hermanas): Francisco ha hablado.
Vuestro Fran. El reverenciado. El que vais a hacer imagen de una moneda. El que visitáis tantos, los de este lado, los del otro lado, los que no se sabe bien en que lado están.
El camarada Francisco, la amenaza al Capitalismo Global según el Wall Street Journal.
Y ha sido claro al hablar: La vida vale más que el Oro. No quiere decir esto que renuncie al Oro ni mucho menos. Pueden observar el bruto anillo del vil metal que luce en la derecha.
Y más importante todavía: ha dicho No al Fracking. Algún despistado puede suponer que apostrofó a los que usan Frac, en consonancia con el mensaje anticapitalista que denuncia el Wall Street Journal. Pero si es así también le erran: se refiere al método de extracción de petróleo y gas de esquistos, que le dicen.
Sé que lo reverenciáis. Pues lo lamento. Él ha hablado y le debéis lealtad. Porque aparte de que lo reverenciáis por argentino -como a Messi o a Máxima por ejemplo- el es la voz de vuestro Dios. No va a andar hablando boludeces ¿Me entendéis?
Así que dejáos ya de joder con Vaca Muerta y la asociación con Chevron para explotar esas enormes reservas que nos darían el autoabastecimiento pronto y por plazo infinito, puesto que esos iconoclastas de YPF piensan explotarlas mediante el Fracking (porque no hay otra tecnología aplicable).
Y dejáos ya de joder con la Megaminería, la Messominería y la Miniminería. Francisco ha hablado. Son malas. ¡Vade retro Satanás!.
Y no me digáis que son pelotudeces: Los designios del Señor son insondables (los de Pino Solanas no estoy seguro)


PD: Y no os hagáis los distraídos; obedeced las instrucciones, que si el viejo se calienta (el Jefe digo) capaz que os manda las 7 plagas y os deja culo parriba (o puede que otro diluvio de putamadre).


jueves, 28 de noviembre de 2013

¡Salud Mineros!

Como ya conté en otra ocasión los mineros, flor de piolas, podemos festejar nuestro día en tres ocasiones cada año.Hoy es una de esas ocasiones.
Quizás ya nunca vuelva a entrar a una mina (estoy bastante crecidito y con ñañas) pero mi alma vaga aún en sueños algunas noches por galerías, socavones y plantas de concentración similares a las que formaron parte de mi vida.
Aquí un homenajillo a los mineros con un tema grabado en su momento por un excelente conjunto Boliviano (que hoy ya está casi tan crecidito como yo)
Salute

sábado, 23 de noviembre de 2013

Creer o reventar














Suceden cosas que no se pueden creer. Por ejemplo, que yo esté de acuerdo con propiciadores religiosos, como ser Curas. Pero mi largo ejercicio de vivir me ha convencido que los caminos de todos son diferentes al mío y sólo puedo aspirar a que en algunos trechos caminemos juntos.Este trechito lo hago con estos curas.
Hay que creer o reventar.


La propiedad y el nuevo Código

Por Grupo de Curas en la Opción por los Pobres


1 En el mensaje final de nuestro encuentro anual celebrado en agosto de este año hicimos mención de la importancia del destino universal de los bienes por sobre el derecho a la propiedad privada en la enseñanza social de la Iglesia. Destacábamos entonces que “los bienes para la vida no son de unos pocos, Dios los creó para beneficio común de toda la humanidad, como lo recuerdan los grandes santos de la Iglesia y los últimos papas. Por eso la propiedad privada no es un derecho absoluto: tiene límites, sobre ella pesa una hipoteca social (San Ambrosio)”.

2 En nuestro mensaje con motivo de las elecciones legislativas del 27 de octubre expresábamos también que “la propiedad privada no es un dogma intocable, debe tener un sano límite impuesto por la necesidad de todos. Dice el Concilio Vaticano II que ‘Dios ha destinado la Tierra y cuanto ella contiene para el uso de todo el género humano. Por consiguiente, los bienes creados deben llegar a todos de una manera equitativa, dirigida por la Justicia y acompañada por la caridad’ (Gaudium et Spes 69). La propiedad privada es un derecho secundario, el único derecho natural primario es el destino universal de los bienes”.

3 Vemos con cierta preocupación que en el dictamen de la Comisión Bicameral para la Reforma, Actualización y Unificación de los Códigos Civil y Comercial de la Nación no figura el principio de la función social de la propiedad. Algunas críticas difundidas por los medios apuntaron a la necesidad de “frenar un nuevo avance del Estado sobre el sector privado” que pondría en riesgo la “seguridad jurídica” y tal vez esos argumentos hayan sido decisivos para no incluir dicho principio.

4 Nos resulta difícil de entender que los obispos hayan reclamado cambios, como la modificación del artículo 19, que establece ahora que la persona humana comienza desde la concepción, y no hayan reclamado con el mismo énfasis la inclusión del principio de la función social de la propiedad, tema claramente abordado por la reflexión bíblica, patrística y el magisterio contemporáneo de los papas en la Iglesia Católica y de incidencia cotidiana en la vida de los pobres.

5 Desde nuestra sensibilidad y caminar junto a las necesidades urgentes de los pobres, y sin ánimo de reclamar privilegios que no pretendemos tener, pedimos a los legisladores que discutirán el proyecto en el recinto parlamentario a partir del 27 de noviembre, la inclusión del reconocimiento explícito del principio de la función social de la propiedad por considerarlo directamente ligado al principio del destino universal de los bienes y articular así una herramienta que en manos del Estado sirva para garantizar el acceso de los pobres al derecho a la tierra, la vivienda y la dignidad. Nos preocupa que un instrumento tan importante como el Código Civil no legisle sólo para los que tienen asegurado el derecho a la propiedad sino prioritariamente para aquellos que –de no mediar una regulación del Estado– sufren la precariedad, la indefensión y la imposibilidad de vivir conforme a derecho. Es una cuestión de derechos humanos.
http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-234200-2013-11-23.html

miércoles, 20 de noviembre de 2013

Desconfío









En estos días han sucedido dos hechos de suma importancia:
1-Se reincorporó Cristina, no es una planta y me alegro muy de corazón, aunque Donda, Carrió, Clarín, Macri, Duhalde -y siguen dos páginas de ilustres tribunos en letra chica- creo que no están igual de alegres.
2-Produjo un cambio en el gabinete que como yo no soy aplaudidor profesional y como soy un convencido de que la falta de espíritu crítico hace bien al enemigo y mal a los propios me impulsa a plantearme algunos “desconfío”.
Todos o muchos conocerán supongo el juego del “desconfío”. Los jugadores van desprendiéndose de cartas boca abajo y declaran un cierto palo. Sería ingenuo creer lo declarado, así que uno debe decidir si arriesga el “desconfío” que implica que la carta debe ser mostrada.
Yo soy un simple ciudadano de a pie y los otros jugadores son pesos pesados, manejan tácticas, mañas y estrategias que un novato no puede dominar, así que me arriesgo a perder como un boludo pero que quiere que le diga:

a) Si se reemplaza a Abal Medina por Capitanich como Jefe de Gabinete -al cual Capitanich yo no le dejaría ni que me cuide el perro- uno puede suponer que será para dotar al cargo de más empuje para llevar adelante medidas de profundización (sintonía gruesa, que falta tanta y no fina cuando ni siquiera pescamos bien la onda todavía).
Pero si ¡Macri!, ¡Massa!, ¡Mendicurren!, Alfonsín (no va con signo de admiración porque es un boludo intrascendente pero es del palo de los malos), ¡Cobos! (otro boludo pero más peligroso) y ¡Pinedo! Ensalzan el nombramiento…DESCONFÍO.

b) Si se nombra a Kisiloff en Economía, habiendo visto el desempeño de Lorenzino uno podría pensar que está bueno. Pero si de golpe y porrazo pasa de ser catalogado como un sucio Marxista que para peor se compró media Punta del Este a ser alabado por ¡Juan Carlos Lascurain (UIA), Osvaldo Cornide (CAME), Carlos Bulgheroni, Jorge Brito y toda ADEBA, López Mena (Buquebus)!, y ¡Macri, válgame dios! (merece signos de admiración propios), entonces…. DESCONFÍO.

c) Si se le da el piante a Marco del Pont, una tipa a la cual yo respeto hasta que no se demuestre lo contrario, y al que colocan (Juan Carlos Fábrega) lo reverencian ¡ Todos los que dije en (b) y le agrego a Mendicurren!, aunque yo ignoro absolutamente la posición de Fábrega, si esos son los que lo alabanDESCONFÍO.

d) Si se nombra a Carlos Casamiquela en Agricultura en reemplazo de Yahuar, en principio no me va ni me viene. Si ustedes han conocido a Ingenieros Agrícolas o han junado a todos los Ministros de Agricultura (incluyendo a Dominguez que ahora labura de diputado) habrán notado que es rarísimo encontrar uno de ellos con ideas progresistas, por el contrario se llevan bien con el paisanaje que anda en AUDI.
Pero si al Casamiquela lo alaba ¡La Federación Agraria! (O sea nuestro inefable Buzzi y demás esforzados hombres de campo), entonces…. DESCONFÍO.

e) Y por último; Moreno. Era el hombre mas odiado. La razón sencillamente es que hacía lo que se debía hacer. No hay otra manera para manejar a los capitalistas, para limitar sus desmesuradas ansias de ganancia, para que se desenvuelvan con cierta ética humana que apretarles los parietales contra las baldosas. Y eso hacía Moreno incluso con demasiada suavidad. Jamás aplicó la Ley de Abastecimiento. Los corría con la parada y en varias oportunidades se le cagaron de risa, como con los deslizamientos de precios que terminaba convalidando, pero que de lo contrario hubieran sido enormemente mayores.
Comparado con Maduro, por ejemplo parecía un niño de pecho. Y eso que a Maduro le hablan los pájaros y se le aparece Chavez en los muros.
Pero claro. Era demasiado para ellos y para el aparato de dominio capitalista.
Seguramente había desinteligencias internas en el equipo de gobierno. (siempre recuerdo con placer cuando lo cagó a puteadas a Lostau en un acto y el tiempo mostró quien era quien)
Seguramente había desinteligencias decía.La opo las denunciaba pero uno no sabía cuándo mentían los denunciantes y cuándo los que las negaban.
Supongamos que se buscará otro apretador de parietales con diferente carácter pero para la misma función. Bueno, lo acepto. Pero entonces, cuando veo que todos, pero todos los que mencioné y también el resto aplauden el raje de Moreno, sabiendo que ellos deben saber y parece que supieran que se va la conducta, no sólo el ejecutor , entonces…. DESCONFÍO.

Ladran Sancho, señal que cabalgamos.Pero si esa escoria privilegiada de la sociedad nos mueve la cola, entonces Sancho, algo estamos haciendo mal para nosotros, los plebeyos de a pie y en consecuencia bueno para ellos.
Y puede que me equivoque pero…. DESCONFÍO.

PD: ¿O ahora practicamos "el diálogo y el consenso"? O para decirlo de otra manera ¿Ahora nos volvimos giles?

viernes, 15 de noviembre de 2013

Baldomero Fernández Moreno

En 1886, el 15 de Noviembre, nació Baldomero Fernandez Moreno.Sus versos (algunos, como siempre) me gustaron mucho. Al punto de que hace muchos años solía buscar en diferentes barrios de Buenos Aires el edificio que le inspiró su verso más famoso. Me desvelaba encontrarlo y lo encontré. Lo encontré tantas veces que puedo estar seguro que nunca lo encontré. Y para peor los que decían saberlo me daban tres direcciones diferentes.
No importa.No encontré el edificio pero guardo el verso. Aquí va junto con otro de los varios encantadores que escribió. Salute



Setenta Balcones Y Ninguna Flor

Setenta balcones hay en esta casa,
setenta balcones y ninguna flor.
¿A sus habitantes, Señor, qué les pasa?
¿Odian el perfume, odian el color?

La piedra desnuda de tristeza
¡dan una tristeza los negros balcones!
¿No hay en esta casa una niña novia?
¿No hay algún poeta lleno de ilusiones?

¿Ninguno desea ver tras los cristales
una diminuta copia de jardín?
¿En la piedra blanca trepar los rosales,
en los hierros negros abrirse un jazmín?

Si no aman las plantas no amarán el ave,
no sabrán de música, de rimas, de amor.
Nunca se oirá un beso, jamás se oirá un Clave…

¡Setenta balcones y ninguna flor!


Tormenta

Cuando el agua esperábamos ansiosos,
una nube de polvo cubrió el cielo.
Fue inútil cerrar puertas y ventanas:
nos invadió los hondos aposentos,
cubrió maderas, apagó cristales,
cayó sobre mis libros y cuadernos,
fue crujido gris entre los dientes
y ceniza fugaz en los cabellos.
El limpio patio se llenó de tierra,
de hojas, de plumas, de papeles viejos,
cantaron el vuelo unas palomas
y se encrespó ruidoso el gallinero.
¡Qué lástima me dio la madreselva
zarandeada, rota por el viento,
y mi sillón de voluptuosos mimbres
derribado de bruces en el suelo!
Pero brilló un relámpago de pronto,
estalló un largo trueno,
y veraniegas, numulares gotas
se abrieron paso por el sucio velo.
Y en seguida la lluvia
empezó a resonar sobre los techos.
Fue entonces un cerrar y abrir de puertas,
un respirar con los pulmones plenos,
un poner tinas bajo de los caños
que un chorro daban argentino y trémulo,
sacar las plantas de los corredores,
diosmas, jazmines, tímidos helechos,
y un gozo de cepillos y de escobas
guiando las aguas hacia el sumidero.
Igual cosa que hacían los de al lado,
y los de enfrente, y casi todo el pueblo.

Ahora todo es frescura y poderío,
el mármol brilla, el bronce echa reflejos,
los mosaicos parecen de oro puro,
el paraíso tiene un verde nuevo,
y en el umbral sentado de mi casa
miro sencillamente el universo.

miércoles, 30 de octubre de 2013

Verbitzki


Los hombres parecen habituados a esperar milagros. Pese a que los milagros nunca suceden, por la sencilla razón de que no existen.
Y la ley de medios es el nuevo milagro para los demócratas, los populistas, los progres y demás categorías de hombres (en las que me incluyo) que desean un mundo mas justo, mas inclusivo, mas humano en definitiva.
Se espera de un medio que sea un fin. O sea un milagro.
El medio está. En buena hora. Me congratulo. Pero se espera de él aquello que sólo sucederá si los hombres lo aprovechan. Desconfío. No sólo por la muy probablemente deficiente utilización del medio, sino también por la escasa respuesta de una enorme proporción de conciudadanos cuyas convicciones no son producto de las campañas de los medios dominantes sino que buscan el mensaje de esos medios justamente porque obedece a sus previas convicciones.
Quisiera equivocarme, pero como dijo el profesor Jirafales sólo me equivoqué una vez: la vez en que creí estar equivocado.
Como en una de esas me equivoco (siempre hay una primera vez) les dejo un muy buen artículo de Verbitzki.


4/30
Por Horacio Verbitsky


Cuatro años debió esperar la sociedad argentina para que el Poder Judicial declarara la plena vigencia de todos y cada uno de los artículos de la ley audiovisual, promulgada en octubre de 2009 con el propósito de asegurar la diversidad y el pluralismo de la comunicación por esos medios y “fortalecer una democracia deliberativa”, sin “voces predominantes” que asordinen a otras. El fallo firmado ayer ratifica que, aunque el gobierno no siempre lo advierta, la Corte Suprema sigue siendo uno de los grandes activos de este período democrático.

Con ser extensa e injustificada, esta dilación es apenas una parte mínima de una deuda mayor. Hoy, 30 de octubre, se cumplen 30 años de las elecciones presidenciales que pusieron fin a la última, cruel y extensa dictadura cívico militar. Ninguno de los gobiernos que se sucedieron durante un cuarto de siglo fue capaz de modificar a favor del interés general el restrictivo decreto firmado en su ocaso por Videla, porque los poderes fácticos condicionaron la institucionalidad republicana con la inmensa capacidad de presionar y corromper que ejercen sin pudor, como si fuera un intocable derecho adquirido.

Contra esto se rebeló sin éxito Alfonsín (sobre la base de un dictamen del Consejo para la Consolidación de la Democracia) y simuló hacerlo De la Rúa, con un proyecto de ley que llegó al Congreso y allí quedó para siempre. Sólo Menem consiguió enmendar aquel decreto, porque su proyecto no era la ampliación de derechos colectivos, sino la mayor concentración del poder mediático, que le dio impulso porque lo beneficiaba. La crisis de fin de siglo favoreció que la deliberación democrática ganara espacio sobre los intereses que resistían el cambio. Este itinerario describe bien el de la democracia argentina, que recién entonces pudo plantearse la liberación de los condicionamientos salvajes que la dejaron exánime.

Aquellos proyectos fallidos fueron retomados en la última década por la Coalición para un Radiodifusión Democrática (integrada por tres centenares de organizaciones sociales, sindicales y civiles), que los reformuló en una propuesta de 21 puntos. El gobierno nacional los tomó como insumo para elaborar un anteproyecto que, durante varios meses de 2009, fue discutido en dos docenas de foros que se realizaron en distintos puntos del país. Con los aportes formulados en esos encuentros, el Poder Ejecutivo completó la redacción del proyecto que envió al Congreso. Fue la primera ley anotada artículo por artículo, desde el Código Civil del siglo XIX. Pero mientras aquel código fue obra de un solo hombre, cuyo proyecto se aprobó sin debate, a libro cerrado, la ley audiovisual del siglo XXI fue una creación colectiva. Luego de los foros, cada cámara legislativa escuchó durante semanas a todos los interesados que tenían algo para decir y a raíz de esos planteos introdujo numerosos cambios en el texto que, al cabo de ese intensísimo proceso participativo, fue sancionado con amplias mayorías, imposibles de alcanzar sin el apoyo de distintos partidos políticos.

Si alguna duda quedaba, las audiencias públicas realizadas hace dos meses la disiparon. No sólo los jueces de la Corte Suprema sino toda la sociedad asistieron al contraste entre una visión mercantilista, justificada en una posición liberal conservadora sobre la autonomía de la empresa que no admite límite alguno, y el interés público, que incluye el derecho de todos a expresarse, el de la sociedad a recibir información de fuentes plurales y diversas, y la obligación del Estado de intervenir para asegurarlo. Durante su transcurso, fue evidente que no estaba en riesgo la libertad de expresión sino la rentabilidad del mayor grupo de medios, cosa que el tribunal dijo con todas las letras ayer. Si algún perjuicio surgiera de la aplicación de la ley, los afectados deberían reclamar su indemnización, en un proceso distinto al que concluyó ayer. Sólo el juez Fayt rechazó todo límite a la concentración mediática. Su hermana es la esposa de Claudio Escribano, directivo e ideólogo de La Nación, una empresa asociada al Grupo Clarín en negocios de medios y agropecuarios. Hubiera sido más decoroso que se excusara.

La constitucionalista María Angélica Gelli llegó a decir que sólo una escala económica monumental permitía realizar periodismo de investigación crítico del poder. Este es un concepto insostenible en el país donde un hombre solo realizó las mayores obras del periodismo universal (según la definición de Gabriel García Márquez). Se llamaba Rodolfo J. Walsh. Cuando terminó de investigar Operación Masacre, en 1956, no encontró quién quisiera publicársela, y en 1976 él mismo imprimió y distribuyó su Carta Abierta a la Junta Militar. Tampoco se verifica en el mundo, donde sólo personas o pequeños medios independientes escudriñan allí donde al poder más le molesta.

Esto también se verifica en otros campos. La Corte Suprema fue impiadosa con los abogados mejor pagos del país y destacó en el fallo la deficiente fundamentación de los derechos que defendían. Todo lo contrario sucedió con la austera representación que el Estado llevó a la audiencia, demostración indirecta pero contundente de que no todo se consigue con dinero.

Dos advertencias finales para prevenir excesos de euforia. El Grupo Clarín ya anunció que “respeta las decisiones judiciales” pero que no piensa cumplirlas. En cambio, volverá a judicializar cada intento de llevar la ley a la práctica e incluso recurrirá al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, sobre la base del voto minoritario del tribunal supremo argentino e ignorando el de la mayoría, como de costumbre. Es difícil que prospere, ya que el SIDH sólo entiende en casos en los que se afecten derechos de las personas, no utilidades de los conglomerados empresarios.

Igual que siempre, espera un cambio político para revertir la decisión, como ya anticipó ayer el abogado Ricardo Gil Lavedra, contradiciendo la posición del partido por el que fue diputado. Por último, cuando la ley audiovisual rija para todos, el Grupo Clarín seguirá siendo hegemónico y mucho más poderoso que todos sus competidores, con diario, agencia, fábrica de papel, canal de aire o sistema de distribución por cable y canal de noticias, con la misma capacidad y libertad de informar, opinar y distorsionar que hoy tiene. Si se atiende a sus propias afirmaciones durante el juicio, la concentración que ha conseguido en sus siete décadas no excede del 40 por ciento del mercado audiovisual. Una ley moderada, modesta, sólo le exige que retroceda al 35 por ciento.