sábado, 16 de enero de 2010

¡Y dale con lo de La maldita minería!(VII)

Aquí estoy de nuevo, luego de una forzada interrupción motivada por encontrarme haciendo unos trabajos en una zona que no cuenta con la bendición de la banda ancha.Creo que no tienen idea muchos citadinos de cuantas localidades adolecen de esto, que para muchísimos en las grandes urbes es cosa tan natural como respirar, ya sea en sus casas o en los ciber.Hoy he conseguido un modem inalámbrico prestado, que en este lugar opera como una locomotora a vapor comparada con el tren bala (¡maldito tren bala; a quien se le ocurre traer el progreso en vez de dedicarse exclusivamente a perfeccionar el atraso!).
Bueno, seguimos adelante con el tema que nos ocupa. Dejaremos atrás la postura de negar la minería esgrimiendo la contaminación y los riesgos físicos (colapsos de diques, por ej.). Hemos dado razones suficientes (a nuestro juicio, por supuesto) como para poder aseverar que:
a) La oposición es en realidad a todas las minas a cielo abierto (lo declaren explicitamente o no)
b) Los laboreos subterráneos utilizan técnicas similares para varias de sus operatorias, lo que necesariamente indica que también se oponen a ellos (lo declaren explicitamente o no). Por ejemplo, se utiliza cianuro en la concentración por flotación (se denomina así a una técnica de procesado) de numerosas menas metalíferas no auríferas, como en las de Plomo- Zinc, y los diques de colas son iguales y hasta mas riesgosos, puesto que siempre esos minerales son molidos a tamaño de arenas muy finas, con lo que el potencial colapso de tales diques entraña efectos mucho mas graves que en la de oro a cielo abierto (en ésta casi siempre los diques en realidad no son diques sino pilas de tipo ripio- 1 a 3 cm de tamaño- y no embalsan líquidos, por todo lo cual es mas difícil que colapsen y en tal caso sus efectos serán mucho menores y mas localizados)
c) El argumento principal es ecológico: Contaminan, envenenan, alteran el ecosistema.
d) Ese argumento no tiene validez, esos riesgos están controlados y no son diferentes de los de casi cualquier actividad humana. La alteración física de los paisajes, el polveo, no son diferentes de la explotación de canteras, actividad centenaria con la que nos aprovisionamos de todos los materiales con los que hacemos casas, edificios, caminos, diques, puentes, cerámicos, papel, etc, etc. Puede ser atendibles cuando los laboreos se ubicarían en las proximidades de lugares que viven del turismo (fué el caso de Esquel), y digo atendibles, no justificados. En esos casos debe estudiarse la magnitud del impacto, las medidas aplicables para atemperarlo y la relación costo/beneficio, factores que determinarán en definitiva qué resulta aconsejable. En aquellos casos, decíamos, pero no en la mayoría de los casos, en que los yacimientos se ubican en las proximidades del culo del mundo.
La acumulación de argumentos de todo tipo, desde los exagerados hasta los inexistentes y aún falsos obedece a una práctica muy común entre nosotros los humanos, que solemos amontonar todo tipo de excusas para fortalecer una postura que asumimos, similar a atacar las políticas del actual gobierno aduciendo en su concurso que la presidenta usa botox (lo que desde luego no es pecado si lo hace Mirthita).
Así que por mi parte dejo de lado el argumento principal, el que establece sí o sí que la actividad debe ser prohibida, cancelada, denostada, cuya exposición y análisis encontrarán desarrollados en mis entradas anteriores (La maldita minería I a VI) y ahora pasamos a los argumentos que ya no pueden implicar en ningún caso denostar la actividad en sí misma sino justipreciar su conveniencia. Esta definición dependerá ahora de factores económicos o ideológicos, es decir que el mismo asunto tendrá siempre -o podrá tener- mas de una postura igualmente fundamentada.Justamente por eso es que los opositores se centran en el tema ecológico, el cual si sus atributos son reales (o no se desenmascara su incorrección), no admite discusión. Ellos son malos, pero no tontos; tontos en todo caso serán sus seguidores no comprendidos en las generales de la ley si continúan en esa postura cuando son debidamente informados.
Entonces vamos a tratar de de evaluar la validez de los argumentos que enumeramos a continuación:
1) No se justifica explotar minerales que no tienen mercado interno, sino que deben forzosamente exportarse, con el agravante de su carácter suntuario (suele hablarse en general, pero indudablemente solo se aplica al oro).
2) Podría encararse en forma mas beneficiosa la explotación en unidades de pequeña escala y/o por laboreo subterráneo.
3) No deja ningún beneficio al país, o lo deja en proporción exigua, no relacionada al valor que desaparece o a la utilidad que obtiene quien explota el recurso.
4) No es correcto que se le conceda la explotación a empresas trasnacionales, en detrimento de las propias.
5) Los recursos naturales mineros deben ser propiedad de la nación y no de las provincias.
La suma de todos estos argumentos (con la excepción del (2) probablemente), constituyen el denominado "saqueo".
Resulta que yo coincido ¡oh sorpresa, mis amables críticos! con algunos de los argumentos. De allí a que me pliegue al montón del "¡no se puede, no se debe, traición, traición, ladrones, no sé de que se habla pero me opongo!" hay un largo trecho. Lo iremos recorriendo en las próximas entradas.
Como siempre, lo iremos haciendo con paradas intermedias, dada mi inveterada vagancia y mi problema de comunicaciones; sepan disculpar.

7 comentarios:

Andres Alejandro dijo...

Hasta ahora, en sintesis llegaste a un punto muerto, decis basicamente que la megamineria no contamina (los del INTI, el INTA, tecnicos de varias disciplinas, ingenieros de varios rubros, no se animan a afirmar algo tan irresponsable como eso) y vos No has refutado en serio ningun argumento en serio del planteo "antiminero" datos, ejemplos, numeros, fotos, evaluaciones de impacto ambiental, nada,. nada de nada... (sabias que en mendoza los estudiantes de recursos naturales analizan como ejercicios las EIA, de pascualama, veladero, san jorge, rio tinto, etc... y se cagan de la risa por no llorar claro seguro que sus profesores son unos pelotudos mediopelo, los estudiantes, y todos de paso los que estudien en esa carrera)

Ademas terminas para comenzar con que estas de acuerdo con algunos de los puntos de que se refieren al saqueo, en fin tanta perorata pseudoteorica y llegas al mismo punto de partida?
No me convence ni me persuaden tus argumentaciones.

Saludos, espero que disfrute sus vacaciones.

Alejandro Gomez Campos

Anónimo dijo...

Andres Alejandro, tus comentarios evidencian ya sea un problema de comprension de texto o un error en la logica de tus reflexiones. Tus conclusiones no reflejan el sentido de lo que 68 esta exponiendo. SP

68 y contando dijo...

Estimado Andrés Alejandro:Lamento mis incongruencias pseudoteóricas, espero ayuden a tu congruencia. No estoy de vacaciones, estoy laburando, haciendo las malditas cosas que constituyen la base material de nuestras vidas, contaminando, bah.
SP: Coincido 100 %

Anónimo dijo...

Andrés, Andrés, "Campos" tenía que ser tu apellido, ja.

lolomojojojo dijo...

Dando por descontado que el Sr. Gomez realiza su comentario en la publicación equivocada, cuando ya se cierra el tema ecológico y se introduce al tratamiento de otras aristas del tema minero, de todos modos, no ha refutado en serio ningun argumento en serio del planteo “pro-minería”: datos, ejemplos, numeros, fotos, evaluaciones de impacto ambiental, nada,. nada de nada.... Salvo que considere que 68 y contando, que es quien expone, debe refutarle a él sus opiniones. Le recomiendo al Sr. Gomez que lea todas las publicaciones, no sólo ésta. Por cierto, qué gran habilidad la de saber lo que opinan TODOS los alumnos y profesores de “recursos naturales” de Mendoza.

Anónimo dijo...

lolomojon, alcahuete y salamin, el que tiene que tiene que salir con datos es el que pretende refutar el argumento antiminero... y ese es 68 y contando... he leido todos sus posiciones, nada nuevo, lo mismo que dicen los publicistas de las mineras, es mas el es un tecnico minero, hasta no mucho tiempo la soja era lo mas groso y benevolo que habia hablar con un agronomo de estas cosas era hablar con un dogmatico de la siembra directa y las trasnacionales...

lolomojojojo dijo...

Claro, claro, un técnico minero no está habilitado para hablar de minería. Mejor me voy a la verdulería de mi barrio, a ver qué información maneja mi verdulero. O mejor le pregunto a algún "estudiante de recursos naturales" cuando encuentre alguno...