viernes, 10 de julio de 2015

Orate Frate


Orate Frate

Hace 5 días nomás publiqué una entrada sobre la última encíclica papal y entre otras cosas decía: “por eso las encíclicas suenan a verso mientras la Iglesia no pida perdón públicamente por su complicidad en el genocidio americano (y hasta en la instauración del capitalismo que ahora critica) y sobre todo, deje de colaborar con los poderosos con Obispos Arancedos, Curas Rómulos Camporas, Arzobispos Zecca y otros beneméritos. y la verdad, me suena que no lo hará
Bueno. Dentro de la corriente de embeleso Papista las afirmaciones del Papa -en su discurso ante los movimientos populares, el 9 en Santa Cruz de la Sierra- han puesto a muchos a punto de perder orina.
Lamentablemente cuando en vez de leer o escuchar la versión de los incontinentes por embeleso leemos el propio discurso papal el encanto disminuye.
Así dice: “porque alguno podrá decir, con derecho, que «cuando el Papa habla del colonialismo se olvida de ciertas acciones de la Iglesia»”.
Y también: “pido humildemente perdón, no sólo por las ofensas de la propia Iglesia sino por los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América.”
Y además: “y junto a este pedido de perdón y para ser justos también quiero que recordemos a millares de sacerdotes, obispos que se opusieron fuertemente a la lógica de la espada con la fuerza de la cruz”
Intentemos una articulación y análisis de los dichos:
1- La actuación global durante el período Colonial por parte de la Iglesia Católica no es objetable, sólo “ciertas acciones
2- Esas “ciertas acciones” pueden considerarse “ofensas”, pero son claramente otras que “los crímenes contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”, los que por lo tanto son atribuibles a otros. O sea: yo me atribuyo la parte buena, Pelito pa la vieja.
3- “millares de sacerdotes, obispos” se habrían opuesto a los daños, lo que se argumenta como un descargo relativo o alivio del daño u ofensa inferidos.
Bueno. Este argumento es falaz bidimensional; por la cantidad, porque elevar a “millares” los religiosos que se opusieron es más que una exageración. Podemos decir que es una exageración “de putamadre”, para usar un adjetivo gallego. Hasta tal punto que el cura siempre presentado como adalid de esas posturas, el Fray Bartolomé de Las Casas, si bien es cierto que escribió contra la explotación indígena y hasta dimensionó los millones de muertos que acarreó por toda causa la ocupación Española hasta su época, también es no menos cierto que tuvo en España un esclavo americano “por joder” y que antes de iniciar su “conversión al humanismo” digamos ¡Explotó a los indígenas en una propiedad agrícola americana de su propiedad durante unos cuantos años! Y su ataque (y de los salesianos que comandaba) a la explotación de indígenas mediante las encomiendas o mitas fue el originante de que ¡los yoyegas cambiaran la encomienda india por la esclavitud negra! Bravo aporte a la humanidad.
Pero hay algo más impactante que lo expuesto que desvaloriza el argumento Papal; Suponiendo real la acción de algunos o millares de individuos (exagerando a lo Francisco), ellos se opusieron a título personal, pues la Iglesia como institución fue el necesario soporte de dominación intelectual de los indígenas y jamás renegó de tal papel, sino que por el contrario participó activamente de la apropiación de los bienes tan inmoralmente obtenidos hasta el fin del período colonial y después (y bien que se opuso al proceso independentista).
Pero -completando lo bidimensional- lo más notable (y hasta inmoral me atrevería a decir) es que utiliza como descargo corporativo la acción de individuos que lo hicieron en contra de la postura y actividad de la corporación.
Es como si Obama dijera: “bueno, sí, hemos hecho cagar innumerables pueblos y gobiernos con operaciones de inteligencia y terrorismo, pero . .. ¡millares se han opuesto, como ser Chelsea Manning y Edward Snowden! “
Creo que es interesante considerar que mal podría haberse opuesto la Iglesia a la explotación de los naturales mediante las encomiendas o mitas si después de todo no diferían mucho (me atrevería a decir que en nada) de los mecanismos de explotación del sistema de Servidumbre Medieval, vigente en Europa esa misma época y que la Iglesia había aceptado, utilizado y aprovechado para edificar su inmenso poderío y enriquecimiento.
Y pasando ahora a otro tema, repito que en la entrada mencionada yo decía: “y sobre todo, deje de colaborar con los poderosos con Obispos Arancedos, Curas Rómulos Cámporas, Arzobispos Zecca y otros beneméritos”.
Bueno, el señor Obispo del Tucumán (para decirlo en términos coloniales) don Afred Zecca (cuya foto decora esta entrada) justamente se despachó con un discurso furibundo el 9 -que él quizás había preparado con la ilusión de zampárselo a la Presi- donde por un pelito no acusó a los K de Chavistas y dictatoriales . Les recuerdo que este energúmeno del Señor fue ascendido no hace mucho por Papa Francisco.
Y los permanentes ataques de Arancedo y su troupe, el Obispo de San Juan, curas varios como el tal Cámpora (que no es de La Cámpora, seguro) et al.
Así que independientemente de que coincido con buena parte de lo expresado por el Papa en la alocución que comentamos, aquí como en cualquier caso no sirve de nada que la Casa Central publique posturas si la Sucursal Local no las respeta.
Para terminar: Mis opiniones no contemplan para nada valores religiosos (soy ateo gracias a Dios) sino aspectos políticos, de dominio y estrategias afines propias de toda corporación, Iglesia Católica incluida.
Y en ese aspecto creo que las posiciones actuales del Papa obedecen a un intento por recuperar la pérdida de predicamento en América Hispana a favor de los Evangélicos (invento estadounidense de dominación que anda de 10, similar al papel de la Iglesia Católica en la Conquista) y a la progresía imperante en Ecuador y Bolivia (que no por casualidad fueron elegidos para esta visita, aunque para Paraguay no tengo explicación a no ser por el peligro de que se repita el engendro que fue Lugo ,Dios no lo permita), como dijo el Papa “las ideologías encandilan, la fe no encandila, la fe es una luz que no obnubila, sino que alumbra y guía con respeto la conciencia y la historia de cada persona y de cada convivencia humana”
Lo que podría traducirse así:
larguen el populismo o progresismo o como corno se llame y síganme que tengo la justa”.


PD: Para ateos, agnósticos, creyentes varios no católicos o simplemente desconocedores del Latín (que como sabrán según parece es la lengua del señor), Orate Frate significa Oremos Hermanos.


2 comentarios:

Diego dijo...

Muy buen análisis.

Se podría haber ahorrado nomás la última apelación a una explicación para ateos: normalmente los ateos saben más de religión que el común de los creyentes :-)

68 y contando dijo...

Diego: Gracias.Coincido con su comentario, pero algunas cosas las pongo medio en joda.
Y yendo a la parte seria, un comentario de una activista Maya Guatemalteca me ha dado hoy una gra satisfacción: "Andrea Ixchíu, activista maya Kiche y ex autoridad de los 48 cantones de Totonicapán, también en Guatemala, consideró en cambio que "nosotros ya conocemos nuestra historia" y por lo tanto "pedir perdón tantos años después es mercado y publicidad es, más que una cuestión simbólica, una estrategia de la Iglesia para no perder feligresía ante el marketing de las iglesias protestantes que se llevan a los fieles". ¡Esta lee mi blog!¿o yo leo la realidad?
http://www.infonews.com/nota/233095/repercusiones-de-una-refundacion-doctrinaria
Saludos