jueves, 25 de junio de 2015

Me salió un versito (XLIX)














Este es un viejo poema (todos los míos lo son porque he dejado de escribir hace años).
Pero quizas por la gracia del Señor, así como manda plagas, diluvios u Obispos Arancedo El dispone que sean vistos mis versos.


rodeo

Quiero encontrar palabras olvidadas
que estallen en el aire como un trueno
para decir lo que ya han dicho tantos
con el olor flamante de lo nuevo.

Quiero encontrar el verbo perfumado
que no parezca solamente verbo,
que el adjetivo sea una guirnalda
que lo común parezca lo soberbio.

Quiero decir lo bello simplemente
con un dejo vulgar y distraído
y adornar lo vulgar hasta ocultarlo
en un término esdrújulo y florido.

Debo hacer que el quejido se presente
como un susurro suave en el oído
y que el llanto parezca solamente
de un laúd medieval, suave tañido.

Quizás consiga entonces que alguien diga
“aquel que ves allá creo, es poeta,
a veces no lo entiendo pero habla
con palabras gentiles y coquetas”.

Pero puede también que alguno diga
“lo conozco, es poeta según creo,
gusta poner campanas en el aire
y hacia la muerte va dando un rodeo”.

2 comentarios:

Diego dijo...

Me gustó tu poema. Tendrías que volver a despuntar el vicio, me parece :-)

68 y contando dijo...

Diego: Muy agradecido por tu comentario