sábado, 20 de septiembre de 2014

Me salió un versito (XLVIII)

Hace ya muchos años (como 25) vivímos algún tiempo yo y los míos a orillas del océano, cerca de Las Grutas, en un Instituto Provincial de Minería y Aguas que hoy ya no existe.
Escuchabamos todo el tiempo el sonido del mar tras las dunas que nos separaban de la playa. Y disfrutábamos de nuestra soledad en esas playas.
Y yo y los míos, que habíamos vivido entre cerros, lejos de las costas,aprendimos a quererlo.
Pero tuvimos que partir y como siempre que se separan los que se quieren quedan recuerdos y dolores imborrables.
Aquí y aquí parte de esos recuerdos y dolores.
Y aquí éstos

Adiós al mar

Me lamiste los pies
como un cachorro
con la espuma rompiente
de tus olas,
y susurraste quedo
en mis oídos
un doloroso adiós
de caracola.
Acarició tu azul
mi sentimiento.
Enredé entre tus algas
mi tristeza
y me fui para siempre
por las dunas.
Ni tu ni yo
volvimos la cabeza.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuanta dulzura 68. Gracias por llevarme lejos.SP

68 y contando dijo...

SP: para añorar un poco más agregué un enlace que aquí te repito:
http://ytedigoms.blogspot.com.ar/2009/11/san-antonio-oeste.html