jueves, 13 de febrero de 2014

Res non verba


El discurso es importante. Fija conceptos, objetivos, estrategias y valoraciones. De acuerdo.
Pero si el discurso no coincide con los actos, si no refleja los hechos entonces se convierte en engaño –en el peor escenario, que no quiero creer que sea éste- o en palabrería alpedística (observen mi dominio de la casuística y sus definiciones).
Res non verba; hechos no palabras es lo necesario. (Las vacas no hablan, traducía un amigo mío la sentencia latina).
Y resulta que escuché a Cristina el otro día hablarnos sobre la desestabilización financiera y el golpe de mercado que hizo volar el dólar según esa interpretación.
Lo impactante no es que se le diera valor a una declaración de Miguel Bein, economista que (como todos los economistas) es una máquina de hacer predicciones, interpretaciones y afirmaciones que la realidad desmiente cada vez (vean mi serie “los gurúes pifiadores” y los encontrarán hablando pavadas año tras año, incluido Bein por supuesto).
Lo impactante es que si fue así y hubo tal desestabilización lo primero que uno debe preguntarse es: ¿Qué corno hicieron entonces para enfrentar al golpe?
Y yo se los puedo responder: no hicieron un corno. Invito a leer mi serie reciente “Da dolor el dólar, infla la inflación” para no repetirme.
Y convengamos que no sirve de nada desarrollar el discurso si luego no se hace un pomo. Estaríamos como Urquiza en Pavón, tenemos todo para ganar el enfrentamiento pero nos rajamos del campo de batalla en el momento cúlmine.
La triste realidad, tal como expuse en la serie citada, es que el culpable es la víctima; fue el gobierno quien dispuso el reajuste brusco de la paridad, cosa tan evidente que todos los días leo panegíricos de la justeza estratégica de esa medida por variados comentaristas, como Ferrer, Delatorre, etc. y fue apreciada como justa y conveniente por Capitanich y Kisilof .
Desde luego no comparto los panegíricos; a los de a pie nos rompieron el culo naltra volta. Y no sólo por el impacto en los precios (que ya sé que no corresponde, o no tanto, pero lo difícil es convencer de eso a los formadores de precios y ¿saben que? No están nada convencidos). No sólo por eso, sino porque resulta que ahora nos encontramos conque los reaccionarios y los ortodoxos al parecer tendrían razón, pues se la pasaban hablando del atraso del dólar ¡y los que decían que no… devaluaron!
Y resulta que desde hace mas de 2 meses el BCRA con Fábrega. está retirando circulante, disminuyendo la base monetaria ¡cosa que pedían los reaccionarios y los ortodoxos como mágica medida antiinflacionaria! (de donde deducimos que por todo lo dicho Capitanich, Kisilof y Fábrega como mínimo no hicieron nada frente a la supuesta desestabilización y como máximo ¡Hicieron todo lo que los reaccionarios y neoliberales y ortodoxos planteaban!
Sólo por lo dicho se habrían hecho acreedores a unas reverendas patadas en el orto y posterior raje y reemplazo.
Pero esperen, faltan unas cuantas patadas en la contabilidad:
Los precios cuidados
Créanme que estoy muy sorprendido con este tema. Parece que nunca existió una política de manejo de precios, acuerdos con fabricantes y expendedores, listados acordados de productos y seguimiento del tema desde el Estado.
En este preciso momento en 6, 7, 8 (que puso mi señora, yo no lo soporto hace tiempo) un tal Alejandro Rofman economista y el “filósofo” del plantel, un joven de cuyo nombre prefiero no acordarme (parodiando a Cervantes) discursean afirmando que nunca había habido un acuerdo, un concordato con los proveedores para un listado de productos y tampoco un índice de inflación o IPC creíble hasta ahora .
Y todos, en todos lados, todo el tiempo hablan sobre los Precios Cuidados y la aplicación para Android y las denuncias de clientes atendidas por Cristina y…
Carajo, ¡yo creía que el sistema estaba vigente hace 7 años!
Pero nadie hablaba, ni hacían seguimientos, ni se meaban de genuflexión como ante los facedores de este entuerto. Y como yo estoy seguro que eso existía, que lo trataba la Secretaría de Comercio y que había listas, y que el INDEC confeccionaba índices correctos (aunque restringidos a Capital y alrededores, como siempre fue) y entonces debo suponer que en esto también siempre me engañaron y me sentiría tonto si no fuera que sé que no es así.
Y entonces tomé la lista de Carrefour al Norte del último acuerdo con Moreno en el 2013 (juro que existen, la lista y Moreno) y la comparé con los “Precios Cuidados” para la zona de Cuyo y Litoral que ¡por fin! aparecieron en la página.
Fui comparando los productos en una y otra lista y separando aquellos que coincidían exactamente o casi (producto, marca, cantidad, etc). Encontré así 27 productos comparables (hay muy pocas coincidencias, la lista de Moreno era más para crotos, la de Costa es más para mediopelitos)
Con esos productos elaboré un cuadro comparativo. Helo aquí
Cliquead sobre él y lo veréis mejor
Como pueden ver en promedio aritmético los Precios Cuidados resultan ser ¡26 % más elevados que los Precios Descuidados!
Carajo, ¡o me mintieron antes, o me mintieron ahora, o me mintieron antes y ahora!
Así que concluyamos: yo creía en esto, yo creo en esto, yo quiero creer en esto, porque sé muy bien quienes son los otros.
Pero a mí no me vengan con palabras, todas muy lindas, muy valientes, muy progres, si después no hacen lo pertinente o peor aún hacen lo impertinente.

Resumiendo: RES NON VERBA

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Algo pasó, el kirschnerismo fue usurpado y reemplazado, como el comunismo chino, solo le queda el nombre.
Otro tema, no paro de reirme de la interpretación "Las vacas no hablan"
Anonimousse

profemarcos dijo...

Buenos días

Primero... En Roma, se denominaba panegírico al discurso que los cónsules romanos pronunciaban ante el emperador después de ser elegidos, dándoles las gracias, y manifestándole su respeto y admiración. O sea: de chupamedias!

Segundo... Las vacas no hablan ¿no es una censura encubierta a Lilita?

El padre Tereso de la Ruta dijo...

¡Grande 68! Creo que esta entrada la podríamos suscribir al ciento por ciento (mas el 20)muchísimos argentinos que nos sentimos exáctamente como se siente usted.Yo hace como un mes que no escribo nada en mi blog, una porque llegué a la conclusión de que por una deficiencia genética soy completamente incapáz de convencer a nadie, todo lo contrario y otra porque además cuando estoy enojado me pongo medio bruto para decir las cosas y entonces encima de no convencerlos, los empujo a pensar en sentido contrario a lo que afirmo. Así que me tranquiliza muchisimo leer lo mismo que escribiría yo si fuese capáz de hacerlo en forma civilizada y convincente.
Saludos.

Gringoviejo

68 y contando dijo...

Anonimousse,esperemos que no sea así.Lo del comunismo Chino es así y está comprobado.Lo del Kirschnerismo está en proceso de crisis y espero que nos equivoquemos.
Profe: agradezco su aporte.No le hago un panegírico para no parecer chupamedias.
Gringo:Gracias por su comntario."A mi me pasa lo mismo que a Usted", cantaba Palito.Pero vuelva a entrarle,hace bien.
Saludos