domingo, 6 de octubre de 2013

Pensándolo bien.....(XXV)



La problemática mundial Alimentos-Población (VI)









Esta es la sexta entrada sobre el tema del título (después de un breve interregno desde Enero, producto de que mi molicie tiene un crecimiento exponencial, como la población).
Recomiendo curiosear la serie de entradas anteriores aquí, porque ¿Si no me hago propaganda yo, entonces quién?
A partir de ésta comenzaremos a evaluar la disponibilidad actual y futura de alimentos a fin de contrastarla ulteriormente con las proyecciones de población mundial.
Cuando comencé la serie, en uno de los comentarios me señalaban que las hambrunas se deben a la desigual distribución del poder mundial pero que técnicamente la escasez no existe ni existirá porque la técnica y la tecnología permiten el incremento continuo de los alimentos disponibles.
Como yo soy desconfiado incursionaré igualmente en el estudio de la posibilidad o no de que efectivamente se produzca tal incremento continuo y cual sería o debería ser su magnitud, oportunidad y condiciones.
Donde no me meteré es en lo referido a como se distribuye o distribuirá ese alimento, aunque reconozco la importancia del tema. Es conocido el chiste de que si un tipo come dos pollos y otro ninguno para las estadísticas el consumo será de un pollo por persona.
Yo me limitaré a averiguar la posible cantidad de pollos, digamos.
Hace muchos años incursionaba en la forma de distribuir igualitariamente los pollos pero me cansé de que me corrieran a cascotazos, el que se comía dos pollos.. ¡y el que no se comía ninguno! Así que esa parte se la dejo a las nuevas generaciones.
La posibilidad de que la producción de alimentos u otros materiales imprescindibles no alcance a satisfacer el requerimiento global de la humanidad como consecuencia de su crecimiento ha sido tratada como ya dijimos desde hace centurias y la discusión continúa hasta la actualidad.
Creo útil hacer una reseña de algunos de los tratadistas sobre el tema como introducción:

1-Benjamin Franklin, Georges Buffon. Robert Wallace.
Tan temprano como el siglo XVIII estos estudiosos y otros expresaron su preocupación por la posibilidad de que la población creciera más rápido que la producción de alimentos.
Según Marx, Malthus tomó de Wallace, que como el mismo Malthus era “minister” ( o sea cura, bah), sus postulados.

2-Thomas Robert Malthus
En 1798 en un "Ensayo sobre el Principio de Población" postulaba rendimientos decrecientes de la agricultura y magnitudes crecientes de población y enunciaba su conocido principio que ya comentara.
Proponía como remedio el control de la población mediante la abstinencia y los matrimonios tardíos (de la negrada, por supuesto).

3-Club de Roma
Es (entiendo que continúa existiendo) un centro de estudios privado originado en Europa y conformado por empresarios, funcionarios y otros. A través del M.I.T. encaró el estudio de la problemática población-alimentos y en 1972 publicó sus conclusiones en el documento “Los límites al crecimiento” donde sostenía que “el planeta alcanzará los límites de su crecimiento en el curso de los próximos cien años. El resultado más probable sería un súbito e incontrolable descenso, tanto de la población como de la capacidad industrial“. Pronosticaba el colapso antes de 2075.
En1992 en otro estudio intitulado “Más allá de los límites del crecimiento” sostenía que ya se había superado la capacidad de carga del planeta para sostener su población”. En vista de estas brutos pifies podría sospecharse que esos gringos le dan duro al Johnnie Walker, pero no nos apresuremos a juzgar porque a veces hasta los curdas dicen cosas útiles.

4-Paul Ralph Ehrlich.
Este entomólogo de la Univ. De Stanford reflotó las posturas de Malthus a partir de su obra “La Bomba de la Población” (1968) a la que han seguido varios otros trabajos hasta la actualidad.
Propone el control de la natalidad y aboga porque el tema sea tomado por la O.N.U.

5-Optimum Population Trust
Es una organización Inglesa en la misma línea, que postula como óptima una población mundial no mayor a 5000 millones de habitantes. (desconozco que planean para los 2000 y pico de millones que ya estarían sobrando)

Para completar el panorama debo enlistar algunos de los que tienen una postura diametralmente opuesta, esto es: todo está bien y seguirá mejor.
Pongo algunos:

1-Julian Lincoln Simon
Este era un economista Estadounidense que ya no cuenta en la problemática de población (dejó de ser un problema de numerario en 1998)
Dicrepaba con Erlich y representa el arquetipo del optimismo: los recursos pueden ser ampliados lo que sea necesario gracias al desarrollo de la tecnología y la misma puede superar los inconvenientes ambientales.

2- Ester Boserup
Era una economista Dinamarquesa, que también dejó de ser problema de población en 1999, pero que encontré citada en varios trabajos sobre el tema.
En un libro titulado “Población y cambio tecnológico” desarrolló su tesis de que el aumento de población impulsa el cambio tecnológico, lo que a su vez da respuesta a los requerimientos producto de ese aumento.

Bueno. Hay varios más, pero no los aburriré. Sólo diré que los optimistas en mi opinión escribieron también bajo los efectos del Johnnie Walker.
En las próximas entradas discurriré sobre las perspectivas referidas a producción de alimentos y luego un gran final de conclusiones.

Eso sí, no hay garantía de que mis conclusiones no parezcan también producto de la ingesta de Johnnie Walker.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Falta Harry Harrison, que ya dió la solución a través de la novela que luego fuera transformada en película "Soylent Green". Debe ser del grupo de los optimistas.

profemarcos dijo...

No olvidemos la "Humilde Propuesta" del Dr. Jonathan Swift (sí, como el del frigorífico)...

http://downunder-literatura.blogspot.com.ar/p/una-humilde-proposicion-de-jonathan.html

68 y contando dijo...

Profe: Le agradezco sumamente la información. Desconocía ese escrito, que me horroriza y del cual dudo si su intención era satírica o simplemente el coso era una bestia.
Recomiendo a quien nos lea que vea el trabajo. Saludos

68 y contando dijo...

Anónimo: Efectivamente en Soilent Green había una solución medio truculenta ¡pero lee lo de J. Swift y verás que tenía competencia!.

profemarcos dijo...

Jonathan Swift fue el autor de "Los Viajes de Gulliver", cuyos tres tópicos (enanos, gigantes y caballos) esconden una ácida critica social en tono de sátira...