jueves, 5 de enero de 2012

Me salió un versito (XXXVIII)















Hoy hemos cumplido cuarenta y dos años de casados. Sabrán disculparme, pero hoy el blog es para ella (creo que siempre es para ella, pero hoy mas que nunca)
Así que le pongo un verso que le escribí hace ya unos años y le quedo debiendo una diadema de piedras preciosas para el aniversario número sesenta.



A Elena

Quizás entre mis papeles
cuando yo ya este muerto
encuentres, amarillas,
las hojas con mis versos.

Y entre mis versos este,
un verso entre otros versos
que insiste en murmurarte
que todavía te quiero.

Aunque el tiempo ha pasado,
aunque estoy algo viejo
y aunque a veces, cansado,
parezco estar muy lejos.

Yo seré para entonces
poco menos que nada.
Un recuerdo de a ratos,
una foto guardada,
un libro que fue mío
dormido en los estantes
y un verso susurrando
que mi amor fue constante.

3 comentarios:

Gringoviejo dijo...

Feliz aniversario 68,para los dos por supuesto.Y hermoso poema.Me imagino que ya estará ahorrando para la diadema,que lo prometido es deuda.Un abrazo.

Anónimo dijo...

¡Congratulaciones! En este mundo hiper-comunicado de tanta gente sola y solitaria, 42 años de amar y compartir que son celebrados recordando una poesía, son material precioso. ¿La diadema? Bueno, es sólo una cosa bonita.

Abrazo para los dos.

Tilo, 70 años

68 y contando dijo...

Gracias a la muchachada