viernes, 5 de agosto de 2011

Pensándolo bien (XII)






El problema agrario









(4d) La orientación del tipo de capitalismo agrario conveniente (epílogo)

Bueno, he expuesto suscintamente como viene la mano. Ahora -en función de como la cosa es- corresponde coronar esta serie de cavilaciones con mi opinión de como la cosa debería ser; hacia que formas y maneras debería orientarse la economía agraria.
Y aquí claro, es donde empiezan a volar los botellazos. Porque en primer término no pienso el capitalismo agrario en función de los capitalistas agrarios, sean éstos grandes o pequeños, sino en función de lo que resulte mas conveniente para el pueblo desheredado (los descamisados, que les decían antes y que casi no usan ahora algunos....muchos).
Y partiendo de esa premisa, deberíamos propiciar las formas productivas que aseguren:
a- Estabilidad del emprendimiento a lo largo del tiempo.
b- El menor costo de producción y el mejor rendimiento.
c- La mejor previsibilidad de la operación (dominio de variables tales como potencialidad de los suelos, acciones correctivas, mejoramiento de las especies cultivables, manejo adecuado de las plagas, riego siempre que ello sea factible, etc, etc)
d- Las mejores condiciones de labor y habitación de la mano de obra requerida y su estabilidad.
Y ahora entonces pensemos que tipo de empresa capitalista cumpliría mejor con estos requerimientos.
Hagamos aquí una pequeña disgresión. Yo hablo de capitalistas no precisamente porque me parezca la forma social correcta. Durante mis años juveniles intenté convencer a mis conciudadanos de ir al socialismo, hasta que me cansé de que me sacaran a cascotazos y acepté que no quieren cambiar, solo mejorar esto cuando algo no les gusta, y entonces democraticamente (o sea, porque no me daban bola) acepté la opinión de la mayoría y dejé de ser revolucionario. Alguno podrá opinar que seguí el viejo adagio "a los 20 incendiario y a los 70 bombero" (modifico algo la edad mayor para contemplar mi caso). Bueno, piénselo, está en su derecho.
Avanzemos ahora.
Se critica la disminución de las explotaciones pequeñas en detrimento de las grandes. Esto sin embargo es positivo, similar al desplazamiento de los pequeños establecimientos fabriles por las grandes industrias, que producen con menor costo, aseguramiento de calidad, desarrollo tecnológico permanente y mejores (mucho mejores) condiciones ambientales, laborales y de seguridad.
La FAA, representantes de "originarios" e investigadores como por ejemplo Raúl Paz, elaboran tesis puramente volitivas sobre la importancia y eficiencia de las explotaciones familiares, desconociendo u ocultando la miseria crónica, el trabajo de los niños, el atraso social y educativo y aún la necesidad de ocupar a sus integrantes en tareas estacionales en las cosechas de grandes explotaciones lejanas para sobrevivir, con importante deterioro familiar (golondrinas) que implican las idílicas explotaciones familiares.
Creo importante aquí precisar mejor lo que debe entenderse por "explotación familiar".
Esa categoría es aplicable exclusivamente a las que utilizan la mano de obra del grupo familiar, como lo indica su nombre, o que como máximo acuden a la contratación de terceros solo como caso puntual o excepcional. Y esto corresponde solamente a muy marginales explotaciones de los valles cordilleranos y serranos y de la yunga Jujeña y Salteña, tareas pastoriles (sobre todo en la zona de puna o alta montaña), algunas explotaciones frutales en Cuyo y Río Negro y no mucho mas.
Suele meterse en esta bolsa -yo diría que ladinamente- a las pequeñas explotaciones capitalistas agrarias, es decir, aquellas que operan mediante la explotación de mano de obra externa y/o prestación de sevicios por terceros, sobre todo dedicadas a granos, aunque también otras como vid, frutas, horticultura, lechería y otros rubros, pero en menor cuantía.
Y es importante diferenciar porque las familiares son efectivamente producto forzado del atraso y de la miseria cultural y económica y entonces deben y merecen ser asistidas, mientras que las pequeñas explotaciones capitalistas agrarias representan opciones o decisiones de las clases poseedoras, cuya problemática es de su exclusiva responsabilidad (para decirlo de manera fea, ante condiciones insatisfactorias podemos sugerirles la opción de ir a trabajar).
La cuestión es que las familiares, las pequeñas y las grandes están ahí, estarán por mucho tiempo y debe obrarse sobre las mismas pero teniendo una perspectiva estratégica del modelo de explotación al que se aspira.
Es válido propiciar el cooperativismo en los menores, pero tendiendo a la explotación de sus predios como parte de unidades mayores, es decir integrando sus posesiones y generando con ese manejo cooperativo la posesión comunitaria de equipos de siembra, cosecha y fumigación, equipos técnicos (Ingenieros y técnicos) y de operadores, ensilaje, transporte y comercialización. Es decir; debemos dotarlas de una escala conveniente
Pero debe también buscarse la manera de castigar y desalentar la explotación rentística (parasitaria, diría mejor) e inventar formas asociativas donde los pequeños capitalistas integren sus tierras a sociedades colectivas como aporte de capital.
Estas asociaciones deberían ser del tipo de sociedades anónimas por acciones, con lo que el fenómeno de desintegración por división hereditaria a través del tiempo no afectaría la escala adecuada y la organización empresaria (sencillamente las acciones se irían distribuyendo entre mas accionistas cada vez).
Y al mismo tiempo deben buscarse maneras de limitar la superficie máxima, erosionando también la concentración excesiva.
Es decir, resumiendo, yo creo que hay que transformar el capitalismo arcáico agrario en un capitalismo moderno. No mas que eso. Pero guiar a estos alcornoques hacia esas formas será una labor titánica, así que yo largo la idea, pero a mi no me busquen.

Y colorín colorado, con el agro he terminado

3 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

¡¡¡Grande Veterano !!! Ha dado justo en la cabeza del clavo... Coincido totalmente. Abrazo.

Anónimo dijo...

Estimado Bloguero,
Si sos un bloguero pago por el gobierno nacional, este mensaje no es para vos.
Si sos un bloguero contaminado con fanatizacion, este mensaje tampoco es para vos, no necesitas pensar ni tener ideas propias.
Si te hicieron creer que la militancia servia, que era para cambiar las cosas, que habia que tener juicio critico, que necesitabamos un periodismo independiente que repregunte, que necesitamos ir por la verdad y saber la verdad, que necesitamos un pais para todos donde todos participemos y construyamos, tal vez te interese mirar mi blog.
Firma: un bloguero descepcionado
http://elmodelovivalapepa.blogspot.com/
Actualizacion 5/08

68 y contando dijo...

Antonio gracias, es para mi muy gratificante que coincidamos. Saludos