miércoles, 9 de diciembre de 2009

Me salió un versito (VIII)

Hace ya muchos años (quizás diez, quizás quince; la verdad, no recuerdo) supe por los diarios que en los túneles por donde llegan las aguas a la "Cañada del Río Primero" vivían varios, tal vez muchos niños abandonados .
No sé si eso continúa, pero como Córdoba estuvo comandada por esa mezcla de Piñón Fijo y Videla que es Juez, es probable que hoy sea peor.
Como sea. Esos niños hicieron este poemin (yo solo lo escribí)

Niños de La Cañada

Niños...
Niños en catacumbas
como antiguos cristianos.
En la penumbra, niños.

Arriba, en las iglesias
muchos hombres rezamos.
Los niños, en lo oscuro
no conocen milagros,
no ven a nuestros dioses
(en las cloacas oscuras
no se ve demasiado).

Su dios de pegamento
es un dios más cercano;
quita la soledad, el miedo, el frío,
es un dios mas piadoso
que el que está en los santuarios.

Los niños tienen miedo,
y los niños por miedo
se hacen malos;
tan malos, mas no tanto,
como los que por aquí arriba
caminamos

y exigimos que alguien
se haga cargo.
Alguien que nos evite
el tener que mirarlos.

Porque sus ojos
son jueces sanguinarios:
No nos perdonarán nunca
que allá, en las catacumbas,
exista un solo niño
con miedo, abandonado.

4 comentarios:

manuel el coronel dijo...

Cro. 68, hermoso y tristísimo, extraña la sensación que causa.

Hijos de puta que no ven...

68 y contando dijo...

Gracias Cro.
Me gustaría saber si esta barbarie sigue (y espero que no). Si algún cordobés pasa por aquí quizás nos despeje la duda

Anónimo dijo...

No tenia idea lo de los chicos en los túneles de Cordoba, pero no me extraña nada, cualquiera que entre en la villa del barrio hipódromo aquí en la Ciudad Feliz, encontrará condiciones de vida parecidas.Cito ese barrio como podría citar cualquier asentamiento de excluidos de este país y del mundo.Desde hace un par de años hago tareas comunitarias como colaborador en dos comedores para chicos, y le confieso que cada día me resulta mas dificil mantener un equilibrio emocional ante la evidencia de generaciones de chicos que ya son, a los siete u ocho años, totalmente irrecuperables, por lo menos para poder vivir en la sociedad tal como esta planteada hoy.
He venido leyendo su "ensayo" (las comillas no son peyorativas, la verdad, también se lo podría leer como un estudio de época) sobre el mediopelo argentino y resultan muy interesantes sus puntos de vista, que ademas comparto.
Me gustaría contribuir a reforzar lo acertado de sus opiniones con algo que encontré hace algún tiempo y que demostraría que sus teorías sobre el comportamiento de la orda clasemediera respecto a los pobres, tienen una base cientifica.

La palabra es Aporofobia.

Del griego Aporos:pobre, escaso de recursos, sin salidas, y Fobia, que no necesita mayor explicacion.
Corto y pego:"Esta novedosa palabra aparece por primera vez en una serie de
publicaciones que la filósofa y catedrática Adela Cortina viene realizando desde
mediados de la década de los noventa. La profesora Cortina ha propuesto el
uso de esta palabra para poder dar nombre a una realidad que hasta ese
momento no lo tenía. Porque se habla mucho de la “xenofobia”, que es el
rechazo al extranjero, pero no se disponía del término adecuado para referirse a la actitud que, a su juicio, es la verdadera clave de muchas conductas indeseables que se producen en nuestras sociedades opulentas del Norte. La verdadera actitud que subyace a muchos comportamientos supuestamente
racistas y xenófobos no sería, en realidad, la hostilidad a los extranjeros, o a las personas que pertenecen a una etnia diferente a la mayoritaria, sino la repugnancia y el temor a los pobres, a esas personas que no presentan el “aspecto respetable” de quienes tienen cubiertas sus necesidades básicas.
En efecto, “no marginamos al inmigrante si es rico, ni al negro que es jugador de baloncesto, ni al jubilado con patrimonio: a los que marginamos es a los pobres” (Cortina 1996: 70).
"La aporofobia consiste, por tanto, en un sentimiento de miedo y en una
actitud de rechazo al pobre, al sin medios, al desamparado. Tal sentimiento y tal actitud son adquiridos. La aporofobia se induce, se provoca, se aprende y se difunde a partir de relatos alarmistas y sensacionalistas que relacionan a las personas de escasos recursos con la delincuencia y con una supuesta amenaza a la estabilidad del sistema socioeconómico"

Realmente, el estudio de las reacciones de la clase media y alta respecto a los pobres, estudios de los que a derivado esta palabra como definición, es imperdible, y tiene como le dije muchísimo que ver con las hipótesis y conclusiones de su trabajo. En este link se puede leer un pdf de 5 carillas muy bueno.http://www.google.com.ar/#hl=es&source=hp&q=aporofobia+definicion&meta=&aq=0&oq=aporofobia&fp=1fb475f3ed1e861a.

Creo que tiene Ud muchos lectores que leen y no comentan, algunos por fiacas, otros por temor a no estar a la altura de las circunstancias (como yo), y otros porque son unos mediopelos gorilas frustrados y renegados, asi que por favor siga escribiendo que seguramente seguiremos entrando a disfrutar de su blog.
Pta. tambien me gustó mucho su intervencion en el blog de Gerardo Fernandez "la gente,la tele y la muerte", en donde Ud señala muy claramente que los delincuentes de la primera mitad del siglo XX eran todos apellidos europeos, hijos de inmigrantes, los pobres de aquella sociedad y aquel momento.
Un saludo. Por aqui 58 y contando
Daniel

68 y contando dijo...

Daniel:Le agradezco sus conceptos, pero mas le agradezco sus aportes.
Si algo me maravilla de la vida es que solo dejamos de aprender cuando damos los hurras.
(¿Y como será entonces cuando está a la altura de las cirscunstancias?). No se pierda