domingo, 6 de diciembre de 2009

El Mediopelo (III)

c) ¿Dónde están? ¿Cuántos son?
"Aquí están, estos son, los muchachos de Perón". Tengan por seguro que no se identifican por un cantito como éste, que estuvo de moda hace unas décadas (y si cantan algo tengan la absoluta seguridad que no será esto)
No existe (al menos que yo sepa) un apartado estadístico "mediopelo". Y no existe precisamente por lo que comentábamos en el capítulo I: El mediopelo atraviesa todas o casi todas las capas, estratos y ocupaciones de la población.
Igual que el Hadrón o el Mesón Phi en la física, deberemos demostrar su existencia y constitución por ensayos que demuestren la misma a través de sus efectos indirectos, no por su observación directa.
Así que empezaremos por limpiar los que seguro no son, contaremos luego los que seguramente son y añadiremos finalmente los que probablemente también son. Para ello primeramente usaremos los datos del último censo nacional disponible (2001), calcularemos los datos como porcentuales del total ocupado en ese año (10.913.187) y ajustaremos esas incidencias al total ocupado actual (15.300.000 aproximadamente), suponiendo que se mantiene la distribución porcentual (lo que representa una "licencia poética", no tengo otra herramienta)
El resultado de esas operaciones es el cuadro que sigue:(para los duros con la computación, como yo, cliquear sobre la imágen para ampliarla)



Purgamos primero el item "actividades no especificadas", ante su falta de definición.
Purgamos ahora los que dentro del grupo "obreros y empleados" son casi seguramente obreros. Vamos a suponer que cada 20 integrantes, uno es técnico, supervisor o empleado. ¿De donde saco este dato? De mi experiencia personal, y aplico el número conservadoramente.
Esto lo hacemos solo en los seis primeros apartados. En los restantes (ocupaciones eminentemente mediopelas) la relación será inversa, un obrero cada veinte integrantes , con excepción del rubro "sevicios de hogares que contratan servicio doméstico", cuyos obreros supongo 100 % obreros
Finalmente eliminamos los integrantes del grupo "trabajador familiar" en los items del 1 al 9, que resulta dable suponer trabajadores, no empleados o asimilables.
Y ahora tiramos el nuevo cuadro:



Resumiendo: Hay probablemente unos 10 millones de mediopelos trabajando, lo que representa alrededor del del 67,8 % de la fuerza laboral.
Ahora bien, supongamos que el sector mediopelo tiene la misma incidencia de esposas amas de casa e hijos mayores de 18 que no trabajan que los obreros. De aquí podemos inferir que su incidencia electoral (la del mediopelo, me refiero) será similar a su incidencia laboral, o sea que son alrededor del 70 % del electorado. Cualquier similitud con el porcentaje de boludos que votaron a la oposición destituyente NO ES pura coincidencia.
Ya sabemos qué son, cuantos son, quienes son, como son; ahora nos falta discurrir el porqué son como son y el que hacemos para convencerlos que dejen de apoyar todo lo reaccionario, racista, prejuicioso y discriminatorio que les presenten, o sea, que dejen de ser como son.
Y antes de seguir, debo pedir perdón a todos los mediopelos que sienten que ellos no son como los pinto, y que odian esas particularidades que pinto.En buena hora y los felicito, justamente eso es lo que permite abrigar esperanzas.Vuelvo a decir:Para poder comprender, los humanos clasificamos en categorías.Siempre hay elementos que no coinciden con la categoría, sólo se la designa por sus características dominantes
Finalmente, no sé si tendré algo útil para decir sobre como cambiarlos, pero haré el intento.
Esta historia continuará.