sábado, 28 de noviembre de 2009

Me salió un versito (III)

Sigo sin ideas (en realidad las tengo, pero algunas no las considero un aporte suficientemente útil y otras- referidas a temas de ecología- me acarrearían críticas y hasta puteadas de gente que creo en general de ideas próximas).
Así que aquí va otro verso. Y sí, como sospecharán, viví en Jujuy. Fué hace tanto que no sé si amo a Jujuy o a mis recuerdos. Sea como sea, aquí va...}}

Oda a San Salvador de Jujuy

Hachazo tremendo que dios le hizo al Ande
para que pasaran los conquistadores
a robarse el oro, y vestir la tierra
con caña y perfume de verdes limones.

Garganta por donde las deidades indias
vuelcan sordos gritos cuando llega el viento,
que trae en el polvo, desde Tiahuanaco,
del vencido Inca su eterno lamento.

Cuando te florecen los jacarandáes,
cuando en rojas gotas te estallan los ceibos,
se te cubre el verde con la sangre india
que renace siempre de tu tibio suelo.

Te abrazan dos ríos, como si quisieran
retenerte siempre, salvada del tiempo;
torrentoso, el Grande te deja en la enagüa
arenas talladas del alto silencio.

Y con sigilosa cadencia felina
viaja el Xibi-Xibi recortando cerros,
lamiendo en las piedras el diezmo perenne
que desde los bajos reclama el Bermejo.

Desde las alturas, el Chañi te mira
con gesto imponente de guardián sereno,
que sabe, que ha visto que no te destruyen,
habiéndote hollado, tan fieros ejércitos.

Entre la penumbra de tus cuatro siglos
duermen su fatiga fantasmas guerreros
y en las espesuras de tu falda verde
en palo borracho florecen tus sueños.

Fantasmas de indios, de godos salvajes,
de fieros caciques, de bravos gallegos,
de heróicos mulatos, de turcos, de frailes
y de danzarines esclavos libertos.

Tu a todos acunas entre tu regazo
de gran madre verde, mientras pasa el tiempo,
y eres algo india, y eres algo hispana,
y eres algo gringa por cuidar sus sueños.

Les murmuras sones de peña y de agua,
de pájaro y bosque, de llovizna y viento
para que se queden, para que sus hijos
te adornen con flores el vestido viejo.

Y será por eso que los que nos vamos
-porque somos hojas que van donde el viento-
te sentimos madre, nos sentimos siempre
un poco Jujeños, como yo me siento.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Ya se que mi opinion no cuenta pero no me vengas con el verso y deja salir tus verdades a la luz tranquila y sabiamente.

68 y contando dijo...

¿Como que tu opinión no cuenta? ¡Si hasta puse un contador!(Fijate abajo, donde dice "Curiosearon")

Armony dijo...

Muy buena.
Besos