viernes, 15 de marzo de 2013

De equivocaciones

Ellos no se equivocan


Bergoglio con una hinchada particular
Los 44 represores acusados por delitos de lesa humanidad cometidos en La Perla entraron a la sala exhibiendo en su pecho una escarapela con lazos amarillos y blancos. “Bergoglio ha sido su padre espiritual después de (Raúl Francisco) Primatesta”, dijo Hugo Vaca Narvaja.
Por Marta Platía
Desde Córdoba

El flamante papa Jorge Bergoglio tiene su hinchada: ayer los 44 represores acusados por delitos de lesa humanidad cometidos en el campo de concentración de La Perla entraron a la sala exhibiendo en su pecho una escarapela con lazos amarillos y blancos: los colores del Vaticano. Imputados por el secuestro, tortura y desaparición de cientos de personas, el ex jefe de Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Benjamín Menéndez, Ernesto “Nabo” Barreiro, Pedro Vergés y el resto de sus cómplices inflaron sus pechos debajo de sus trajes no bien los fotógrafos les apuntaron con sus cámaras: un hábito –el de la foto diaria– del cual se han quejado siempre en éste y en otros juicios, pero que ayer les sirvió para festejar su alegría por el nombramiento de Francisco.
“Yo pienso que así se ve quiénes están muy entusiasmados con la elección de este Papa”, le dijo a Página/12 Guillermo “Quito” Mariani: el cura rebelde que fue echado de su parroquia por publicar un libro en el que contaba, entre otras cosas, sus amores de juventud, y es uno de los principales integrantes del grupo de curas tercermundistas de Córdoba, formado por sacerdotes disidentes, o que dejaron los hábitos para poder casarse. “También creo que (los represores) se van a equivocar si creen que Bergoglio estará plenamente de acuerdo con ellos. Pienso que él no puede identificarse con la causa de los torturadores. Pero, de todos modos, ellos lo intentan. Hacen este gesto para fabricar una especie de popularización de sus conductas, de santificación de lo que hicieron.” Para Mariani “eso es lo que trataron de hacer desde un primer momento: afirmaban su represión durante el golpe militar motivándola en una supuesta defensa de la sociedad argentina, ante todo lo diabólico de una infiltración comunista. Con eso justificaron todo el terrorismo de Estado”. Mariani apuntó que sería un error, de parte del flamante papa, insistir con “el mantenimiento de la vicaría castrense”.
Por su parte, Hugo Vaca Narvaja, uno de los abogados querellantes del megajuicio, opinó que “Bergoglio ha sido su padre espiritual después de (Raúl Francisco) Primatesta, que estaba en la cúspide y el resto comulgaba con estas ideas. Ellos le dieron sustento ideológico a la represión. El terrorismo de Estado sustento: el civil, que les dio la parte económica; el militar, que fue la mano de obra que se encargó de aniquilar, y el ideológico-religioso, que les dio el amparo espiritual para que cometieran sus crímenes en pos de la defensa de la civilización occidental y cristiana”. Vaca Narvaja agregó: “No me sorprende para nada esto que ha pasado hoy. Ellos esperan pronunciamientos de Bergoglio y de la Iglesia que él representa, azuzando a la famosa reconciliación nacional”.
http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-215821-2013-03-15.html



Los nuestros si se equivocan


15.03.2013 | 03:25 | Opinión
Un compañero de ruta en la lucha contra la pobreza
Desde el punto de vista político-institucional, analizando el rol de la Iglesia en el mundo y teniendo en cuenta el dato excluyente de que Jorge Bergoglio es argentino, la elección del Papa Francisco, quien era hasta hace poco tiempo arzobispo de Buenos Aires, es un dato positivo. Su elección intenta acercar a una Iglesia que en los últimos tiempo ha estado lejos del pueblo, de los humildes y de los pobres, para llevarla hacia la opción de Cristo.

Por:

Fernando "Chino" Navarro
Durante el desarrollo de su actividad pastoral en nuestro país, Bergoglio lo hizo en clara opción por los pobres: trabajando junto a los cartoneros para construir dignidad, apoyando la lucha de curitas, laicos y militantes que enfrentaban al paco en barrios muy críticos o acompañando campañas contra el trabajo esclavo. Esa opción por los pobres nos hace tener la esperanza de que puede comenzar una nueva etapa en la Iglesia a la que pertenecemos; para que lo que se diga, se acerque a lo que se realiza efectivamente. En ese sentido, tenemos una esperanza con el Papa Francisco.
Sería deshonesto no mencionar que con el flamante Papa hemos tenido disidencias en lo que respecta al trajinar de la dinámica coyuntural de la política argentina. Sin embargo, en momentos en que nos hemos reunido recuerdo las coincidencias en relación con la Ley de Medios, la Asignación Universal por Hijo o las medidas que el gobierno de Néstor y luego Cristina desarrollaron para bajar los índices de exclusión y pobreza; esas coincidencias nos permiten considerarlo un compañero de ruta en la lucha contra la pobreza.
Hoy Francisco es el Papa de todos nosotros y vamos a rezar para que Dios lo ilumine y pueda cumplir su cometido y para que –como dijo la presidenta Cristina Fernández de Kirchner– en el mundo haya paz, justicia, no haya más pobreza y que los poderosos entiendan que el mundo tiene que ser inclusivo, justo y que todos tenemos que participar desde la igualdad y la dignidad. Seguramente vamos a acompañar su lucha en esta dirección.
Increíblemente algunos sectores de la política argentina buscan embanderarse detrás de la designación de Jorge Bergoglio como el nuevo Papa, tratando de tomarlo como un instrumento de la oposición. Pero hay un dato que los aleja definitivamente de él, y es que si bien Bergoglio pudo tener coincidencias y diferencias con el gobierno de Néstor y luego con el de Cristina, hay una gran coincidencia que los une: su lucha contra la pobreza. Contrariamente la mayoría de los dirigentes opositores –salvo algunas excepciones– están aferrados a los poderosos, a los ricos, a los que tienen privilegios. Nunca entendieron a Bergoglio, creyeron que era un instrumento de la política coyuntural y no visualizaron que la opción de la propia Iglesia, de los evangelios y el compromiso cotidiano que desarrollaba el arzobispo en Buenos Aires y en el área metropolitana era a favor de los pobres, y no de los ricos.
http://www.inf
onews.com/2013/03/15/politica-65518-un-companero-de-ruta-en-la-lucha-contra-la-pobreza.php

¿Será porque la boludez humana es infinita?



Si es asi....


(O sea: "Dios,salva a tu pueblo", pero en latín queda mas finoli y aparte según parece es el lenguaje de Dios)

3 comentarios:

Alejandra dijo...

Ninguno se equivoca. Se lo están disputando eso es todo, al menos como figura pública.

Dudo que Bergoglio se la juegue abiertamente por los asesinos, los juicios están demasiado avanzados y la preocupación principal del vaticano es el tema de sus finanzas y la tapadera de SUS propios crímenes actuales.

Si este señor que ahora es Papa tiene ganas y fuerzas para serrucharle el piso al Gobierno, los enfrentamientos y los palos en la rueda van a ser la mayor parte desde las sombras,es decir,Bergoglio seguirá operando políticamente que es lo que más le gusta (más que la religión) pero no va a salir su alter ego Francisco al balcón a declarle la guerra por micrófono a Cristina. Y el Gobierno entonces deberá enfrentarlo o más bien defenderse desde las sombras también, con un mensaje público de conciliación para no quedar como el factor atacante.
Qué se yo..es muy temprano para sacar conclusiones y demasiado tarde para evitar lo que se tenga que venir...

salvete.

profemarcos dijo...

Parece que tenían razón nomás los mayas con eso del fin del mundo, se fue Hugo Chávez, asume Bergoglio y elegido justo un martes 13...
El "chino" Navarro desbarrancó hace mucho, espero que la juventud del "Evita" se de cuenta a tiempo.
Ese disfrazado de blanco ya arrancò con la nueva cruzada, en su primera msa dijo "Quién no le reza al señor le reza al diablo", o sea "quién no está conmigo está conta mi".
Saludos

68 y contando dijo...

Alejandra: Me parece atinada tu argumentación.Sin embargo me aterra que en vez de " con un mensaje público de conciliación", como proponés, Chino diga lo que dijo y peor aún, que Mariotto lo declare "peronista" y mucho peor aún que ¡Moreno! pida un aplauso para Bergoglio y lo declare "peronista".
Eso mas que una estrategia de conciliación me suena a pelotudez congénita, que no me sorprende de Mariotto pero sí de Moreno.
Profe:No había notado lo del Martes 13 ¡A veces hay que creer o reventar!
Chino era un tipo al que respetaba. Pero como sabrá yo también respetaba a Moyano, así que a veces sospecho que soy medio boludo.
Saludazo