martes, 8 de enero de 2013

Pensándolo bien.....(XXII)





La problemática mundial Alimentos-Población (V)







En la entrada anterior sobre el tema (hace casi un mes, la molicie impera) daba por terminada la evaluación sobre las tendencias de crecimiento de la población mundial y prometía comenzar a evaluar la disponibilidad alimenticia.
Pero la vida te da sorpresas y la entrada actual volverá a versar sobre población. ¿Porqué? Pues porque al adentrarme en el estudio de la sorprendente (para mi) comprobación de que por primera vez en toda la historia humana el ritmo de crecimiento de la población mundial va en descenso desde el siglo XX, encontré las causas y la acción de las mismas altera la confiabilidad de las proyecciones que hacía en aquella entrada.
Vamos por partes, decía Jack El Destripador: En 1960 comenzó a venderse la píldora anticonceptiva. Éste es un factor nuevo en la vida de la especie y en la medida que su uso se extendió a través del mundo es seguro que está influyendo en la tendencia observada. Más recientemente apareció la Píldora del Día Después obrando en igual sentido. Varios países han legalizado el aborto -lamentablemente no es nuestro caso, atrasamos más de medio siglo- pero aún donde no se lo permite se hace uso de esa técnica extensamente.
Por supuesto existían desde antes medios anticonceptivos masculinos, pero es la mujer la que soporta la carga del embarazo y la crianza, la verdaderamente interesada en liberarse de la esclavitud maternal en algún caso y de no vivir sujeta en otros a la incertidumbre sobre una adecuada crianza de sus vástagos por penurias económicas, maritales o de cualquier otro tipo.
Sin embargo la introducción de la píldora es un fenómeno aún en curso y su importancia en la regulación de la natalidad es relativa. En nuestro país, por ejemplo, pese a su distribución gratuita en sectores pobres se usa relativamente poco. La escasa educación y sobre todo la acción retrógrada de las religiones -principalmente la Católica en el mediopelo y las Evangélicas entre los mas crotos- interfiere la aceptación mas generalizada.
Así que no es aquí donde encontraremos la explicación al fenómeno, aunque por supuesto contribuye a él.
La verdadera madre del borrego es la extensión de la expectativa de vida, indicador que ha experimentado una mejora absolutamente admirable en el siglo XX y sigue por supuesto en el XXI.
Aquí pueden ver datos de múltiples países
Ya se sabe, cliquear sobre la imagen para verla ampliada

En el cuadro siguiente he reunido los datos de esa tabla por áreas del planeta y seleccionando sólo los correspondientes a mujeres. (aclaro que no ponderé las cifras de los paises por la población de los mismos sino que efectué el promedio aritmético y por otra parte la tabla no incluye la totalidad de los países, así que el resultado es sólo una aproximación)
Como puede verse en 1900 la expectativa de vida de las mujeres en Europa (única área con datos para esa fecha) era de 39 años. Si se quiere entrar en detalle puede recurrirse al cuadro, donde se ve que esa expectativa fluctuaba entre 55 y 36 años según fuera un país más o menos desarrollado.
Aclaro de paso que se define como expectativa o esperanza de vida a aquella edad que es alcanzada por la mitad de los individuos considerados (algunos de esa mitad vivirán algunos años más, todos los de la otra mitad verán crecer desde antes los rabanitos desde abajo)
Ahora bien. La menopausia, es decir el cese de la aptitud procreativa de la mujer sucede alrededor de los 50 años. Esto es así desde siempre. Me interesé en saber si esa edad había variado con el correr de los siglos y encontré que desde Aristóteles y aún antes hay constancias de que la edad promedio de la aparición de la menopausia era la misma que la actual.
¿Y que significa esto? Pues que hacia 1900 prácticamente todas las mujeres vivas estaban en aptitud de procrear y con la ayuda de dios, la ignorancia o el deseo lo hacían meta y ponga.
Ya hacia 1950 la media Europea señalaba que la cantidad de mujeres fértiles había descendido en forma notable, pero a excepción de Europa en todas las restantes regiones aún seguían siendo aplastante mayoría.
Pero si ahora vemos los datos del 2003 surge que el mundo se ha poblado de viejas (y de viejos, pero por ahora los viejos no podemos quedar embarazados así que no cuentan).
Sólo África se conserva tan atrasada como los países pobres de Europa en 1900, gracias en gran parte a la benefactora acción Europea en los siglos pasados y sus consecuencias hasta el presente, y por ello es aún plena de mujeres fértiles.
Así que ahora queda muy clarito lo sucedido: El aumento notable de la esperanza de vida ha hecho disminuir notablemente el porcentaje de la población femenina fértil. Las píldoras y demás prácticas anticonceptivas han incrementado el fenómeno en la segunda mitad del siglo XX.
La disposición de China implementando la política del hijo único en 1979 ha debido colaborar en el fenómeno a escala mundial (dada la cantidad de chinos en existencia, como producto de que los Chinos han crecido siempre a tasas chinas).
Así que ahora que nos queda claro lo que sucede podemos revisar las proyecciones ¿Se confirma la tendencia descendiente de la tasa de incremento de la población? Sí que se confirma. Y seguirá así mientras la esperanza de vida siga creciendo.
Así que ahora corresponde pedirle a mi ayudante Don Excel que me proyecte esa esperanza de vida estadísticamente. Helo aquí:
Para establecer la validez de la tendencia el tema consiste entonces en precisar hasta que punto puede crecer la esperanza de vida. Los científicos suponen que el límite serían los 100 años (esperanza de vida, siempre algunos durarán mucho más, como Matusalén o 68 y Contando, que tiene planes hasta el 2200).
Como hemos visto infinidad de veces los científicos hablan pavadas como cualquier mortal, pero en este caso el conocimiento alcanzado sobre los genes y el descubrimiento de una especie de “ristra de ajos” que poseen los cromosomas y que van perdiendo los segmentos uno a uno, determinando el final con el desprendimiento del último, contribuyen a hacerme pensar que están en lo cierto (esto de “ristra de ajos” es un artificio que empleo para que entiendan los que no saben un pito de genes, como ser yo).
Bien. Si aceptamos entonces la validez del supuesto podemos ver que no mucho mas allá del 2050 todo el mundo (a excepción de Africa) habrá alcanzado ese punto y en consecuencia el efecto de la prolongación de la vida o de la abundancia de veteranas en la disminución del ritmo de crecimiento poblacional cesará. A partir de entonces el índice será estable y Malthus - que parecía estar dejando de tener razón- volverá a tenerla.
Aquí entonces la tendencia de población mundial corregida:
Como verán el crecimiento de la población vuelve a acelerarse en la segunda mitad del siglo XXI y ya no hay esperanzas; será antes, será después pero nos vamos a la mierda como por un caño. Igual que como lo he comentado para las civilizaciones “originarias” desaparecidas, será nuestro éxito la razón de nuestro fracaso.
Es interesante reflexionar sobre las causales del éxito que nos conduce al fracaso; no cabe duda que el capitalismo produjo un avance de la esperanza de vida producto de la industrialización, el avance de las ciencias y la tecnología, las mejoras de la alimentación, el desempeño laboral, la medicina y la vivienda.
En otras palabras, no ha sido tan malo como solemos pensar, sobre todo comparado con las sociedades antiguas.
Ayer nomás leía a Vicente F. López que hablaba sobre los primores de nuestras aldeas provincianas del siglo XVIII y principio del XIX, tejiendo ponchos, criando mulas y cosechando duraznos en su quinta. Se olvidaba de decir que se morían a los 30 años de cualquier boludez y que su idílica vida era un calvario la mayor parte del tiempo.
Pero mejor no me extiendo sobre sus boludeces porque es un referente nac&pop.
Pero –y aquí quería llegar- sus bondades (las del capitalismo) se evidenciaron a pleno recién desde mediados del siglo XX, cuando debió desarrollar el llamado “Estado de Bienestar” en los países centrales y en muchos de desarrollo intermedio porque el mal ejemplo del mundo socialista cundía y corría el peligro de que los negros (en su caso, que los rubios) le hicieran una revolución o por elecciones introdujeran el apestoso socialismo (el de veras, no el de Binner).
Lamentablemente aquel socialismo se murió y lo que queda está en terapia intensiva y entonces el capitalismo empezó a desarmar el Estado de Bienestar, pero el mejoramiento de las sociedades a sido de tal calibre que parece imposible poner marcha atrás del todo, ya que para peor los rubios y negros se resisten. Y para peor surgen locos como Chavez (por el que yo no daba dos guitas, si seré bruto) y vienen con lo de un socialismo con variaciones.
Pero creo que me fui por las ramas. Hemos establecido (digo yo, bah) las perspectivas de población para el resto del siglo. Ahora sí, desde la próxima estudiaremos si habrá morfi para tantos monos.
Que quiere que le diga, yo por las dudas escondo unos cuantos paquetes de tallarines.


PD: Blogspot ha conseguido arruinar la visión adecuada de las imágenes o gráficos. Aconsejo lo siguiente: Cuando se cliquea sobre el gráfico aparece una copia pequeña y por lo tanto poco legible. Vuelva a cliquear con botón derecho sobre esa imágen indicando "copiar", abra Word, indique "pegar" y después amplíela todo lo que guste.
O indique "guardar imágen como", guarde y abrala luego ampliándola a piacere. O...bueno, que se yo, haga como pueda, suerte



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy interesante este factor de la fertilidad. ¿Este factor se tuvo en cuenta en algunos de los estudios de los investigadores que menciona, como Malthus?

profemarcos dijo...

En su faceta de escritor (con el seudónimo de "Silence Dogood" o "entrometido silencioso"), Benjamin Franklin aconsejaba que la manera más rápida de hacer fortuna que tenía un joven ambicioso era casarse con una viuda que tuviese diez hijos... y si buscamos en las fotos familiares de fines del siglo XIX y principios del XX veremos que la tasa de natalidad era altísima, casi no había familias con menos de cinco hijos... ¿hoy en día el promedio es de...?

68 y contando dijo...

Anónimo: No que yo sepa. Malthus, específicamente no lo consideró, pero es lógico, en su época (fines del XVII a principios del XIX) aún no se observaba el alargamiento de la vida, sólo el aumento de la población, cuya abundancia de pobres lo aterrorizaba como a un mediopelo argentino le pasa con los negros.
Profemarcos:Es cierto lo que dice, coincide con lo expuesto por mí, siempre hay cirscunstancias concomitantes (puta, que lindo hablo). En la actualidad los pueblos y las clases pobres siguen teniendo bastantes y los pueblos ricos y las clases acomodadas menos.Pero no me pregunte a mi cuanto y cuanto, como parece sugerirlo, eso es otro precio.

68 y contando dijo...

Anónimo: Me tragué un palito, léase
(fines del XVIII) a principios del XIX)

68 y contando dijo...

Anónimo, ahora me sobró un paréntesis, pero se entiende. Pardon

el pincha dijo...

muy bueno, abrazo