miércoles, 11 de julio de 2012

Vos me venís con cada historia…! (VII)


¡Ah, si Pacho aprendiera un pucho de ese muchacho!

El 8 de Julio (no estoy seguro de la fecha) ese muchacho Chavez se mandó un espiche kilométrico, al estilo Fidel. Habló por supuesto de varios temas, pero uno en especial me llamó la atención:
Se estaba ocupando de la manera en que la burguesía, los poderosos, hacen circular rumores o hechos infamantes ( y desde luego falsos o distorsionados) para desvalorizar y debilitar a los que luchan contra la opresión o construyendo una sociedad diferente a la que a ellos les conviene.
Por supuesto se refería a lo que hoy sucede cuando emplean esas malas artes intentando erosionar a la Revolución Bolivariana, al Socialismo del Siglo XXI y en consecuencia a su lider, el mismo Chavez. Pero didácticamente (que no sólo en la duración de sus charlas copia a Fidel) trajo a colación cómo se había distorsionado y deformado la lucha de Bolívar y la misma vida y personalidad de Bolívar. Cosa -agrego yo- que es comprobable en escritos europeos de aquella época y aún en tiempos muy próximos, como en el Bolivar de Salvador de Madariaga, que destila odio gallego del principio al fin.
Y agregó que esa campaña -que hoy diríamos de desinformación- llevó al mismo Carlos Marx a escribir para una Enciclopedia Estadounidense (Marx escribía regularmente artículos para un diario de EEUU) una visión absolutamente deformada o falsa de Bolívar y su gesta, debido a que tomó su información precisamente de aquellos difamadores europeos.
Lo dijo sin agresividad sino muy por el contrario haciendo constar la valía que en su opinión tiene el pensamiento de Marx.
Puede que alguno no conozca el Bolivar de Marx; puede verlo aquí.
Pero lo realmente importante aquí (en mi opinión lógicamente) es como se pueden establecer facetas, actitudes o acciones negativas en personalidades de la historia sin que sin embargo dejemos de reconocerlas como de real valía –y hasta señeras- para la interpretación de los hechos y el desarrollo de las ideas de la humanidad o de un pueblo.
Cosa que –y de allí el título- no constituye precisamente una característica de Pacho ODonnell ni de la Escuela Revisionista en su conjunto.
Aclaro bien: Pacho me dá por el quinto forro. No soporto su personalidad de culopaspado ni su modalidad discursiva a lo psicólogo de telenovela cuando nos explica la historia.
Así que si fuera historiador Mitrista o predicador evangélico me daría por allá igual.
Pero aquí se trata de historia, de una interpretación que parece producto de una ecuación simple:
a)Todo lo que dice la historia oficial, liberal, Mitrista o cipaya (revisionista dixit) fue al revés.
b)Todos los próceres y personajes considerados buenos por la historia oficial, liberal, Mitrista o cipaya (revisionista dixit) fueron en realidad reverendos turros.
Es penoso que Pacho no comprenda la complejidad de lo humano como sí sabe hacerlo Chavez.
Tan complejo que le diría que vaya a despotricar contra Sarmiento en San Juan y veríamos a peronistas Sanjuaninos tan peronistas como él y consecuentemente tan revisionistas como él que probablemente lo cagarían a patadas.
Yo ya he dicho alguna vez que no me pelearía por la historia. Sólo intento, eso sí, comprenderla lo mejor posible para entender la vida actual.
Y créanme que la división simplista en buenos y malos, no importa para que lado los pongan unos y otros, no sirve.
Escuchaba hace poco por ejemplo, no sé si a Pacho o a un acólito, apostrofar a Sarmiento porque volvió de EEUU dispuesto a instrumentar aquí educativamente lo que había admirado allá (como sabemos hasta importó una maestras gringuitas al efecto).
Lamentablemente debo comunicar que esa es la forma en que las sociedades humanas se desarrollan, se transforman y evolucionan, desde tiempo inmemorial. Bolívar volvió de Europa inflamado por la figura de Alejandro. Alejandro mismo quedó fascinado por los Persas, imitó sus ropajes, sus maneras, su cultura, aunque eso no impidió que los hiciera mierda (hasta donde sé eso es todo lo que hizo el tal Alejandro en su vida, asesinar gente y destruir pueblos y resulta que es un grande según la humanidad con excepción de 68 y contando)
Así que todo se reduce a saber si la admiración concluye en imitación o en subordinación a los mandatos e intereses extranjeros. Cosa que en Sarmiento no sucedió, al menos hasta donde sé. Y conste que no ignoro las barbaridades que Sarmiento dijo o aconsejó para adversarios o paisanos. Pero todo en su justa medida y armoniosamente, dijo el general.
Por último y ya que estamos, no solo Marx puso en tela de juicio a Bolívar sino que atribuyó las victorias de éste a los soldados Ingleses que integraban su ejército, es decir, trató a los latinoamericanos de pusilánimes.
Y por si esto fuera poco, Engels trató a los Mejicanos de perezosos y evaluó positivamente la rapiña de los Yankis porque aceleraría en su opinión el progreso de ese pueblo (tiempo después dudó de la corrección de lo dicho).
Y ni uno ni otro son menos grandes por estas declaraciones. Errare humanum est.

Y nada mas por hoy. Si lo desean depositen sus opiniones a la salida, en la caja rotulada “puteadas”. Muy amables



5 comentarios:

Julian Otal Landi dijo...

Comparto de pé a pá todo lo que pusiste, lo de pacho no es historia, ni tampoco es historiador: es un oportunista de los tantos que cambia de color de acuerdo el gobierno de turno. Por eso no se puede comparar con una personalidad como la de Chavez que lee y reinterpreta la historia. Pacho ni lee ni reinterpreta, copia y pega afanando textos de viejos revisionistas.
Te sigo! Felicitaciones por tu blog!
mundotario.blogspot.com

68 y contando dijo...

Julián Otal: Que bueno coincidir.
Pasaré por el tuyo.
Saludos

Dalai Arias dijo...

También me parece injusto la visión maniquea respecto del Zorro Roca, ya que sin negar "...las barbaridades que (Roca) dijo o aconsejó (e hizo, le agrego yo) para adversarios o paisanos", tampoco puede negarse que integró definitivamente al actual territorio nacional, federalizó la ciudad de BsAs, impulsó la educación laica y otras acciones más, que bien podrían hacer que al menos revisemos su sitial en el mausoleo revisionista de los réprobos ... qué sé yo. Digo, nomás.

68 y contando dijo...

Dalai Arias: En realidad Roca me resulta bastante asquerosito, fundamentalmente porque a través de la conquista del desierto consolidó la oligarquía al entregarle los territorios quitados al indio (aunque buena parte de esa oligarquia venía desde la colonia, como los Martinez de Hoz), ya sea como contraprestación de los empréstitos para financiar las campañas o dándoselas sencillamente.
Lo que si es notable es que a Roca se lo vilipendia fundamentalmente por las matanzas de indígenas (lo que estaría muy bien), pero los documentos históricos señalan que Rosas mató una cifra del mismo órden (algunos dicen más, otros lo mismo, otros algo menos, pero sabemos que ninguno contó los fiambres) y sin embargo a Rosas no se le critica esa igual canallada.
En fin, por eso yo no me peleo por la historia, pero tampoco me dejo engrupir por tirios ni troyanos.
Saludos

Dalai Arias dijo...

Hola 68 y contando. Gracias por ocuparse este ignorante que soy yo... de verdad que yo tampoco quiero ni me siento en condiciones de pelear por la historia. Discúlpeme que no debata con ideas propias sino con las que tomo prestadas de otros que sí saben, como cuando discuto sobre minería con progres al uso y me robo frases textuales suyas (entrecomilladas y citando fuentes, eso sí), voy a insistir en un intelectual de por estos lares (Córdoba), para recomendarle la lectura de esta nota: http://enriquelacolla.com/sitio/nota.php?id=51.
¿Por qué a Roca se lo vilipendia y a Rosas no?, creo que la respuesta la da usted más arriba: "a)Todo lo que dice la historia oficial, liberal, Mitrista o cipaya (revisionista dixit) fue al revés.- b)Todos los próceres y personajes considerados buenos por la historia oficial, liberal, Mitrista o cipaya (revisionista dixit) fueron en realidad reverendos turros". Para la historia oficial Rosas fue un desalmado dictador, por lo tanto le podemos extender el carnet de prócer revolucionario y popular, mientras que Roca está en el bronce, por lo que hay que defenestrarlo en la concepción revisionista.