domingo, 5 de diciembre de 2010

Cosa de locos




¿Estaremos locos, Lucas?




Acabo de volver de una de mis reclusiones forzosas sin banda ancha, en el otro país, el que es el mismo pero no.
Y estuve siguiendo como pude el nuevo show de la locura de Cristina: que era, pero que no, que lo tradujeron mal, que sí, que se sospechaba, que Hillari está preocupada y que quiere saber que tomaba.
Y se me ocurre que hay que hacer algunas precisiones:
1) Se dijo que la Cris es bipolar. En mi opinión viendo como se retuercen los de la oposición con cada medida, para mi que mas que bipolar esa mina es trifásica.
2) La Hillari es la señora de Clinton, y todos sabemos que la señora de Bill no se chupa el dedo
3) La señora Hillari es una persona mentalmente sana, centrada, previsible. Ella sabe por ejemplo que no debe entrar sin avisar al despacho del marido porque se atragantaría de la sorpresa, así que para entretenerse manda matar gente en Iraq, en Afganistán, torturar árabes en Guantánamo, en Abu Dabi y no sé (y ninguno sabe) en cuantos lugares más. Y complota o peor, ordena complotar a los cipayos locales contra Chaves, contra Evo, contra Correa, contra Zelaya, contra... no tengo tiempo para la lista completa. En consecuencia prefiero la loquita local a la temulenta importada, ya que -por sus obras los conoceréis- los mentalmente sanos son mas peligrosos que la mierda.
4) Si Hillari o sus antecesores no investigaron el estado mental de Massera, Galtieri, Martinez de Hoz, Videla o Dela Rua (y por lo menos Wiki no informa al respecto) eso significa que no dudaban que eran personas centradas, mentalmente equilibradas, psiquicamente confiables. Entonces ¿Saben qué? Yo la prefiero a la loca, que quiere que le diga
5) Hace dos días veía en Telesur que uno de los golpistas de Ecuador acusaba a Correa de bipolar. En Mesa Redonda Internacional un comentarista dijo algo que yo estaba pensando: ¡Agradezcamos que Latinoamérica se llenó de locos!
6) Yo estoy mas preocupado que Hillari sobre la efectividad del medicamento; a ella le preocupa que no sea efectivo, a mi todo lo contrario: Imaginense si la cura, se va a parecer a las personas cuerdas: La Lilita, la Estensoro, la Stolbizer, Cavallo, Duhalde, la Chiche ¡Socooooooorro, que le falle, que le falle, que le falle.....!
6) También me puse a pensar que los muchísimos que la apoyamos fanatica o criticamente, no importa, debemos estar algo locos para aceptar el liderazgo de una loquita. Así que vamos a tener que ser consecuentes con esa evidencia.Propongo seguir y promover:
1- El "Elogio de la locura", de Erasmo de Rotterdam
2-"La simulación de la locura" de José Ingenieros
3- "Los 7 locos" de Roberto Artl
4- Leer biografías de Juana La Loca
5- Adoptar el viejo refrán "De poetas y de locos todos tenemos un poco"
6- Ver la película "La jaula de las locas"
7- Escuchar grabaciones de "Las viejas locas"
8- Tararear siempre "Balada para un loco" de Piazzola
9- No perdernos los programas del Chapulín donde aparecen Lucas Tañeda y Chaparrón Bonaparte y éste le dice "Dicen que estamos locos, Lucas"
10- Pedirle autógrafos al Loco de la escopeta, demente que lleva matados a varios en Rosario y al que los jueces cuerdos están por soltarlo así, sin más.
Y finalmente decirles o mejor, gritarles a la manga de desgraciados de la oposición y a la Hillari:
¡Si piensan que vamos a aflojar, están locos!
¡A ustedes no los votamos ni locos!
Y por último:
Guarda el hilo, hijos de mil... ¡Esa loca no se toca!

5 comentarios:

Jorge Devincenzi dijo...

Coincido. La opinión de Carrasco en 678 es otra tontería

ruben dijo...

No nos olvidemos de Don Sigmun: " En los dichos de los locos y los poetas algo de la verdad se dice"

CJC dijo...

Muy bueno! Propongo dos textos más para argumentar, justificar, santificar y promocionar nuestra feliz locura:
La loca y el relato del crimen, de Ricardo Piglia.
Felices los normales, de Roberto Fernández Retamar.
(Y para los que tienen tiempo, El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha).
Chau, (me voy porque me cierran el manicomio y ni en pedo duermo afuera -me da miedo-)

Anónimo dijo...

"Si Hillari o sus antecesores no investigaron el estado mental de Massera, Galtieri, Martinez de Hoz, Videla o Dela Rua [...]"
Y Menem? Acaso no hizo mérito para considerarse cuerdo?

La cuestión no creo que pase por la locura. Más bien creo que pasa por la exportación de carne. Pero claro, la culpa de todo la tiene la encefalopatía espongiforme bovina*! Les vendemos carne infectada y pobrecitos ellos, la han consumido sin darse cuenta.
Locos estamos todos. Pero a usted, mi loco lindo, el adjetivo le queda chico ;)

Saludos.

*También conocida como la enfermedad de la vaca loca. La existencia de juegos de palabras es mera coincidencia.

68 y contando dijo...

Chicos, gracias por sus aportes.Son de locura.
Lo importante es tratar esto así como lo hacemos. El silencio de muchos blogs me hace sospechar que algunos dan por el pito mas que lo que el pito vale. Jauretche diría que quieren matarnos la alegría y con algunos lo consiguen. Conmigo, ni loco.