jueves, 9 de diciembre de 2010

¡Azuquita, mi negra! (IV)



La leyenda continúa





Hay dos o tres sectores donde el control de precios ha sido efectivo. Las harinas de trigo y maiz, la leche y algunos otros lácteos (otros, como los quesos duros están en la estratósfera)
Hay algunos productos a los que el estado les permite un deslizamiento suave pero permanente, como los combustibles líquidos (y no sé porque, cuando YPF ganó en lo que va del año 1646 millones de dólares, un 81,7 % mas que en el mismo período de 2009 lo que indica claramente que tienen una rentabilidad fabulosa y no requieren ninguna manita para subsistir).
Hay alguno que es insumo industrial y que tiene un precio que no pondría ni el Capitán Garfio, violando incluso el espíritu de resoluciones gubernamentales, y que cuenta con aval oficial. Es el caso del carbón residual de petróleo (subproducto de descarte en el proceso de destilación ) que tiene un valor alrededor de un 166 superior al que surgiría de aplicar la resolución de la Secretaría de Energía 394 del 2007 y en todo caso un 66 % mas elevado que la cotización internacional.
Ese producto se utiliza en la fabricación de Cal, Aluminio y piezas de hierro fundido, con lo que contribuye grandemente al empuje inflacionario y a restar competitividad en múltiples áreas de la economía.
Hay otros tremendos como la carne vacuna, de la que traté algunas entradas atrás ("En carne propia")
Y hay uno que sigue, sigue, sigue y sigue: El azúcar.

Yo los invito a leer mi serie de entradas etiquetadas "Azúcar" (¡Azuquita, mi negra!) que están en oferta. Verán allí que en este caso hubo un operativo cuasi mafioso para levantar el precio del azúcar que incluyó movidas varias, amenazas del gobernador a los mafiosos rebeldes para que siguieran las líneas trazadas por los mafiosos principales (conocidos como empresarios) y logicamente desabastecimiento controlado.
¿Pero, qué fué lo que detonó la actividad de esas almas buenas? Pues, una elevación del precio internacional del azúcar que comenzó a principios del 2009 y no ha cedido hasta la actualidad, sino todo lo contrario.
He graficado la cotización del Mercado de Londres tomando la del último día de cada mes, desde Enero de 2005 hasta Diciembre de 2010 (en este mes la última cotización corresponde al día 3)
Hela aquí:
Cliquear sobre la imagen para verla ampliada

Se vé claramente que desde un nivel inicial de unos 320 U$S/Tonelada en Enero 2009 se llega un valor actual de alrededor de 710 U$S/Ton ¡Un 122 % de aumento en menos de 2 años!¡Pavada de inflacioncita para paises serios, con aumentos del IPC de 1 ó 2 % anual, no como nosotros!
Las razones como siempre se ignoran. Como el mundo está lleno de especialistas, opinólogos, analistas y otros vagos y malentretenidos de similar calaña, las explicaciones son variadas: la competencia del etanol producido a partir de la caña, los problemas en las cosechas colombianas o brasileñas, el aumento de los costos por la introducción de procesos mas "amigables con el medio ambiente" y seguramente debe haber otros.
Yo también soy opinólogo, claro que gratis (escucho ofertas), así que aquí van mis profundas disquisiciones:
No hay variable que explique razonablemente aumentos exorbitantes como los que mostré. No la hay, con excepción de una: Maniobras especulativas a nivel mundial de los activos financieros que recorren el planeta buscando la ganancia fácil, rápida y sin laburar. Las mismas maniobras que en el 2008 fueron a la soja (cuando la 125, cuando nuestros paisanos "chacareros" se sentían Jeques en ciernes), que estaban entonces escapando de las hipotecas subprime y que hoy están en el oro y en mi opinión, en maniobras especulativas con el azúcar (y seguramente con otros, que sé yo).
Logicamente se irán de allí, mas temprano que tarde. Su actividad consiste en un ataque de demanda generalmente sobre futuros (no, si van a hombrear bolsas los chicos) hasta que la gilada acompaña convalidando el nuevo nivel de precio. Entonces liquidan reguladamente los papeles en su poder y se retiran a joder a otros en otro rubro.Eso sí, siempre sin transpirarse. Son nuestros emprendedores.
Pero ¿Que nos importa a nosotros si el precio en el mercado internacional sube de manera irracional? En nada, podría decir alguien desprevenido.
Argentina no solo no importa azúcar sino que la exporta. Alrededor del 20 % de la producción de cada zafra se exporta, así que en todo caso un aumento del precio internacional que le jode la vida a los europeos, a los yankis o a los peruanos sería bueno para nuestra economía (así es el capitalismo, a mi no me gusta pero la mayoría lo ama).
Bueno, pues resulta que esto es capitalismo. No importa cuanto les cuesta: Si en Japón la pagan a 2,84 $ el Kg, nuestros hermanos empresarios querrán que nosotros paguemos lo mismo en Villa Ortuzar, Chañar Ladeado o Cañada Honda ¡Me cago en el capitalismo!

Y hablando de eso, tengo algo que hacer, la seguimos mañana

PD: No me equivoqué, los japos la pagan a 2,84 $ el Kg.¡Pero nuestros hermanos empresarios nos la cobran a 5,5 $ y mas!
El capitalismo es una cagada, pero el capitalismo argentino es una cagada elevada al cubo

5 comentarios:

Antonio (el Mayolero) dijo...

Hay otro artículo en que funcione perfectamente que es el aceite. De hecho sale con el precio al consumidor impreso en la etiqueta desde fábrica desde hace dos años casi. O sea que poder, se puede... Y no me van a decir que los Aceiteros son militantes "K".

Jorge Devincenzi dijo...

digamé que aceite tiene el precio impreso y corro a comprarla.

68 y contando dijo...

Exacto Antonio, gracias por señalarlo. Por eso (por su eficacia comprobada) me resulta mas molesto el fracaso o la falta del control en otros (y hago constar que soy un Morenista fanático)

Devincenzi: El aceite es el Cañuelas de girasol de 1,5 litros, valor indicado en la etiqueta 6,08 $. Este precio es respetado en los autoservicios y supermercados. No así en algunos almacenes de barrio (por lo menos en Rosario) que le arrancan ese cartel y lo venden con sobreprecio, no solo los grandes burgueses son ladrones, todos empiezan como ladrones chiquitos y van progresando.

Anónimo dijo...

Interesante post, estoy de acuerdo contigo aunque no al 100%:)

Antonio (el Mayolero) dijo...

Jorge: el Cocinero, el Cañuelas, el Natura,los de Tanoni, los de Vicentín y son aceites puros de Girasol. Algunos de primera presion en frio como el Natura de AGD y todos en sus distintas presentaciones y tamaños de envase.
En los supermercados, coincido con 68, porque aqui en mar del Plata los bolicheros de barrio tambien hacen la misma manganeta, a tal punto que los Super, han limitado a un envase por compra, ya que los bolicheros iban al super y se llevaban de a diez o veinte, para revender en su estantería con la etiqueta pegada sobre el precio de fábrica.