miércoles, 3 de marzo de 2010

Medio interesante (V)

Quienes transmiten, qué transmiten (Parte 2)

Seguimos discurseando sobre los medios. Definimos que la tele es el medio por excelencia, cosa que todo el mundo sabe, pero para definir lo cual llevamos 4 entradas, que se va a hacer.
En la (IV) hablamos sobre quién transmite y sobre qué transmite.Pero no agotamos el asunto.
Hay un sustrato del mensaje que es la idiosincrasia de clase (o mejor dicho de grupo, el mediopelo). Esto no tiene malicia, cada cual comunica sus creencias, su cultura y sus estilos aún cuando ni piensa que lo está haciendo, aunque esa no sea su intención. Obramos según lo que somos. Digamos que de eso los medios son inocentes. O para decirlo crudamente: Los comunicadores transmiten mierda porque son mierda, nadie puede enrostrarles eso.
La desgracia, en todo caso, es que han conseguido uniformizar o están en proceso de uniformizar ideológicamente a todo el espectro social con su idiosincrasia que no es precisamente una joyita.
Pero ahora entra a tallar el capitalismo ¡Ese si que es una joya! En primer lugar el capitalista quiere vender. En teoría, produce y vende algo que ha surgido naturalmente como necesario, abastece una necesidad preexistente. Esta es la teoría según los propios capitalistas, o mas precisamente sus economistas, que se dedican a hablar pavadas con sustento psicológico y basamento en ecuaciones que suponen explicar matemática o estadísticamente los movimientos socioeconómicos y que todos tendemos a aceptar, porque o bien respetamos las matemáticas o bien no entendemos un pomo y nos impresionan. En página 12 escribía hasta hace poco un pavote antikirschnerista, Manuel Fernández Lopez (El baúl de Manuel) que es buen comentarista de historia económica, pero que intentaba fundamentar sus tonteras con ecuaciones elementales como si fueran la verdad revelada.
Cualquiera que siga y se interese por la economía sabe que esos sabios (varios con premios Nobel) se han ido a la mierda junto con sus ecuaciones ante cada crisis o cambio brusco de las condiciones o ante el efecto de sus consejos. Claro que tienen la rara virtud de hacerse los otarios y seguir como si nada hubiera pasado (y nuestro Cavallo autóctono es un buen ejemplo, pero si hacen falta otros consultar nuestra entrada "los gurúes pifiadores").
Como decíamos, la teoría es que abastecen una necesidad preexistente. Pero en la realidad la crean o la potencian, sin importarles si es bueno o malo, solo si les dá ganancia.
Hay un ejemplo terrorífico de lo que digo: Hace ya mucho tiempo, quizás unos unos 25 años (no recuerdo con precisión), los de la Quilmes hicieron una reunión en Santa Fe de su equipo gerencial para investigar y explotar sectores potenciales de consumo, del que salió la idea de promoverlo entre los adolescentes (que consumían cero cerveza, sí en cambio "gaseosas" ). De allí salieron las campañas publicitarias dirigidas a generar y luego a potenciar ese consumo, los Quilmes rock y demás. En aquella época me llegó la información, cuya veracidad no puedo demostrar, pero que doy por cierta. Yo nunca creí que podía llegar a ser lo que fué: Un elemento terrible de decadencia moral de nuestros jóvenes, los mas pobres sobre todo, inermes ante el manejo de sus mentes a través de los medios (El Medio, La Tele). Esos buenos señores, entre los que si no me equivoco está el "chacarero" Miguens, pues eran los dueños en aquel entonces, son los mismos que después nos dicen "no ven esos negros, como viven emborrachándose en los cordones de la vereda con cerveza".
Aquí, en la publicidad, es donde surge el otro factor que va tejiendo la maraña que ha llevado a que el medio se haya convertido en lo que es: El gran disciplinador ideológico, el Hermano Grande que es tan astuto que ha convencido a buena parte de la población que ella piensa lo que en realidad le indican otros que debe pensar. Y ese factor es la utilización de la psicología, ciencia noble en sí misma, pero que ha sido puesta al servicio del mal, así como la física fué puesta al servicio de la creación de armamento nuclear. El que inició esto al parecer fué John Watson, que fué el fundador de la doctrina psicológica conocida como Conductista o Comportamental (es decir, psicología del comportamiento) a principios del siglo XX, el que después de elaborarla largó la ignorada y mal paga investigación y se fué a trabajar para las empresas publicitarias. Según leí, fué a la publicitaria Thompson, que sospecho que después se convirtió en la actual Walter Thompson, grupo de almas buenas que siguen haciendo daño hasta la actualidad incluso en nuestro país, o por lo menos así era hasta hace pocos años.
¿Y porque le era útil don Watson a una publicitaria? Porque esos ñatos, que empezaron haciendo publicidad- que significa ni mas ni menos que hacían pública la existencia de un proveedor y su producto- decidieron que debían encontrar la forma no sólo de que el público conociera el producto, sino de inducirlo a comprarlo, inclusive si no lo necesitaba. Es decir debían crearle la necesidad, y nada mejor para eso que recurrir a su subconciente, inconciente o como se llame (con perdón de mi hija la que es psicóloga).
¿Y que guarda ese sector de nuestra personalidad? Los impulsos mas primarios, o sea más bajos, mas egoístas y mas excecrables, la rémora de nuestro pasado animal. Y entonces nos dicen que si usamos desodorante Axe se nos arremolinarán las mujeres a nuestros pies, si "no arrugamos" (si somos mujeres) haremos un desparramo de hombres, y si tenemos el nuevo Ford cagaremos a todo el mundo de envidia porque sabrán que somos superiores.
¿Y a que les recuerdan estas conductas? ¡Acertaron, son las típicas del mediopelo! ¡Linda yunta tenemos que sufrir!
Esto sigue, pero ahora dejo porque abrí la heladera y la Quilmes está a punto.

4 comentarios:

Emi dijo...

Simplemente para agradecerte y pedirte que sigas escribiendo.
sos un genio cumpa

Anónimo dijo...

Será por eso que hasta "Pelito" y creo "Clave de sol", los protagonistas iban a escuelas públicas y usaban guardapolvos blancos, y después en "Grande pa" y "Jugate conmigo" eran todos de colegios privados?

Anónimo dijo...

Yo creo que hu, hu, hu, ha, ha, ha (lenguaje de mono) Je Je

68 y contando dijo...

Emi: Me sospecho que exageraste un poco(o un toco), pero gracias.
Anónimo de las 9:53:Diste en el clavo, si revisás mis entradas sobre "El mediopelo" verás que la glorificación de la enseñanza privada (y el desprecio por la pública) forma parte del imaginario mediopelo, que han extendido bastante al conjunto.
A todos gracias