viernes, 26 de marzo de 2010

La inflación me tiene inflado (I)

La inflación está de moda. Es una moda que lamentablemente se repite muy seguido en nuestro país. Y es una moda que no nos sienta bien.
La inflación- nuestra inflación - se repite eternamente, como los veranos, o los inviernos. ¿Y que hacemos con los inviernos, o los veranos? Nada, porque no podemos hacer nada, porque vienen lo queramos o no.
Y entonces todo se reduce a comentarlos y discutir si esta nevada es como la del 84 (si uno vive en el sur) o si este verano es tan bravo como el de aquel año que hizo 43,3 grados en Buenos Aires (¿87, 88 ?). Y como con la inflación, tampoco nos ponemos de acuerdo acerca de su gravedad.
¿Que hacemos entonces? Prestamos atención a los meteorólogos que abundan ahora en los canales y que nos explican que vendrán tormentas por la llegada de un frente frío que chocará con aire húmedo en las capas altas de la atmósfera, y nos muestran fotografías satelitales y modelos computados que nos indican las temperaturas mínimas y máximas, la hora de inicio y la duración probables del evento y la probabilidad de granizo. Y les damos bola, porque son especialistas, es una disciplina universitaria y con apoyatura en medios de última generación, satélites, radares doppler, modelación computarizada y todo eso. Y logicamente no aciertan en la puta vida de dios.
Pero se hacen los boludos y al día siguiente, como si nada, nos pronostican parcialmente nublado con poco cambio de temperatura y radiación UV regular. Y no aciertan ni por joda. Y ahí andamos, con paraguas bajo el sol, o en bolas bajo la lluvia, o con un pulover que no sabemos donde carajo ponerlo porque estaban pronosticadas heladas matutinas y resulta que hace un calor de cagarse. Pero religiosamente volvemos a escuchar el siguiente pronóstico y lo volvemos a creer.
Bueno, todo lo dicho para los meteorólogos vale para los economistas. Los de derecha y los de izquierda. Los ortodoxos y los heterodoxos. Los marxistas y los fachos (llamados en este país " de centro" o "no ideologizados"). Son máquinas de equivocarse o para decirlo en términos académicos: máquinas de hablar huevadas.
Pero igual que con los meteorólogos, se supone que son los que saben del asunto, así que si vamos a explayarnos sobre la inflación escucharemos lo que dicen. Pero igual que deberíamos hacer con los meteorólogos, lo haremos para estar seguros que si ellos lo dicen, muy probablemente debe ser de otra manera.
Yo sostengo que si alguien puede entender el funcionamiento de la economía (cuando menos, de la economía capitalista) ese no sería un economista sino un psicólogo social. Vamos a ver algo más sobre esto mas adelante.
Para empezar deberemos ponernos de acuerdo sobre si hay un aumento de la inflación o un acomodamiento de los precios relativos (argumentación de Budou). Esto implica determinar si Budou es o se hace. Yo creo que se hace. Es un tipo capaz, que pese a no comulgar ideológicamente con el modelo hasta ahora se ha comportado profesionalmente y fielmente, lo cual ya es mucho decir después de sufrir a Lostau, a Redrado, a ....para que seguir.
Así que creo que se hace, porque no puede creer en lo que dice. Pero al mismo tiempo es, porque intenta desarmar una crítica retorcida con una argumentación tan increíble que le dá mas armas a esa crítica retorcida.
En realidad su argumento no era tan boludo cuando recién lo dijo. Solo se hablaba del aumento de la carne vacuna. Después de eso aumentó el pollo, y el pescado y la leche y algunos productos farináceos (galletitas ) y los combustibles y en Santa Fe por ejemplo los impuestos (un montón, porque aquí están los compañeros socialistas ¿vió?) y el alimento para perros y el cable y los medicamentos (algunos bastante) y ...y su argumento se recibió de boludo. Claro que podría ser un reacomodamiento masivo de precios relativos y la inflación bajará el mes próximo a su nivel digamos normal, un 0,5 ó 0,6 %.
Pero como eso nunca se vió en la historia Argentina (sobre todo si lo frenan a Moreno, como lamentablemente parecen estarlo haciendo), lo veo mas que difícil.
Así que debemos aceptar que hay un recrudecimiento de la inflación y propongo que discurramos sobre las causas, los mecanismos, las teorías y los posibles remedios.
Igual que hablar contra el invierno, que vuelve independientemente de lo que digamos de él, esto será al divino pedo, pero de lo mas entretenido.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Es como dice la frase, que ya me tiene inflado también, pero que no carece de razón "Profecía autocumplida". Creo que se empezó a hablar de inflación antes de que existiera una tendencia clara. Yo humildemente creo que la inflación se genera por abajo, por los pequeños comerciantes delincuentes que al notar que los "negros" tienen un poco más de plata, los empiezan a fajar con los precios, porque ellos no van a ser menos que un negro. La siguiente escala de los comerciantes más delincuentes, ven que sus clientes (pequeños comerciantes delincuentes) tienen más dinero, y como ellos no son menos que esos negros comerciantes delincuentes, los empiezan a fajar con los precios. Pero todo esto originado por un "economista", que dice que "pronostica" que los precios se van a disparar, entonces el miedo a no poder ir de vacaciones a Brasil de los comerciantes delincuentes, los obliga a subir los precios basados en nada. Después van a intentar explicarlo con sus costos, que finalmente van a subir, porque es un círculo. Esté círculo sólo se corta con alguien que les pise la cabeza con una bota con punta de acero, pero sin ahogarlos (y sin traje verde).
Muchos políticos y economistas ya estan vaticinando la aparición de bonos, y con solo decirlo producen un congelamiento del movimiento de dinero, porque los maricones capitalistas se asustan y guardan todo bajo un colchón. Como deja de haber plata efectiva, ¡Voilá! hay que emitir bonos. Y esto no lo hacen por boludos, lo hacen de hijos de remil putas que son.
En fin, me voy a reetiquetar los productos de las góndolas de mi kiosquito, ja.
Saludos 68.

Anónimo dijo...

Me olvidaba de otro origen de la inflación (y seguramente hay más pero no tengo suficiente poder cerebral todavía), que es originado por los comerciantes delincuentes que venden productos exportables. Estos productos le generan más ganancia al CD (comerciante delincuente) al exportarlos que al venderlos en el mercado interno. Entonces, si pueden venden todo afuera, y el remanente por escaso se hace más caro, o porque si lo venden adentro ellos van a querer ganar lo mismo que vendiendo afuera. Esto lo estaba manejando más o menos el violento de Moreno, pero al parecer como no seguía mucho las normas protocolares, lo están acallando un poco dese el mismo Gobierno. ¡Que se metan el protocolo en el protoculo!
Saludos.

68 y contando dijo...

Anónimo: Efectivamente hay varias causas para la inflación, y ninguna es la que los economistas dicen. Por eso pienso hacer un listado de teorías de la inflación, mostrar que la situación actual no se encuadra en ninguna de ellas y llegar finalmente al corolario científico (parecido al tuyo): La inflación es el producto de una manga de egoístas hijos de puta e inmorales, que solo Moreno puede sujetar (si no se cambian las leyes). Me va a llevar un tiempo, pero creo que es útil porque recibimos la catarata de especialistas que nos zampan que todo obedece a leyes naturales e inviolables de la economía, lo cual es una sarta de boludeces. Saludos